El mundo recibió el 2022, entre grandes festejos y celebraciones canceladas por el Covid-19

En todos los rincones del planeta ya recibieron el año 2022. Si bien el embate de la pandemia de Covid-19 opacó las celebraciones en varias naciones del mundo, otras naciones decidieron desafiar al coronavirus y recibir el nuevo año con festejos masivos en sus grandes calles y plazas.

Los habitantes de Oceanía fueron los primeros en recibir el 2022. Kiribati fue el primer país del mundo donde las personas cambiaron el calendario. Poco después, el puerto de Auckland (Nueva Zelanda) dio la bienvenida al nuevo año con un espectáculo de luces, y dos horas después en la bahía de Sidney (Australia) tuvo lugar el tradicional espectáculo de fuegos artificiales que atrae a miles de turistas cada noche vieja.

Luego llegó el turno para el sudeste asiático. En Corea del Norte, Corea del Sur, Tailandia y Singapur tuvieron grandes demostraciones de pirotecnia desde sus grandes edificios y plazas. La ciudad China de Hong Kong también fue escenario de un show de luces y fuegos artificiales. Posteriormente, Medio Oriente también recibió el nuevo año con el edificio Burj Khalifa de Dubai (Emiratos Árabes Unidos), el más alto del mundo, como epicentro.

A Europa el 2022 entró por Rusia. La Plaza Roja de Moscú fue epicentro de los festejos en la nación con la superficie más grande del mundo. Luego en Grecia, la Acrópolis de Atenas fue adecuada para un espectáculo pirotécnico para festejar el año nuevo. Otras grandes capitales sí fueron más precavidas con la ola de contagios y decidieron no hacer grandes celebraciones. En París se canceló la fiesta en los Campos Elíseos, mientras que Londres (Reino Unido) realizó el espectáculo de luces y pólvora junto al río Támesis sin público. Donde sí decidieron darle rienda suelta a una fiesta multitudinaria fue en España, pues cientos de personas se concentraron en la Puerta del Sol del Madrid para recibir en 2022.

Finalmente, América fue el último continente en recibir el año nuevo. En Brasil regresó la tradicional celebración en las playas de Copacabana (Río de Janeiro), mientras que en Nueva York (Estados Unidos), el tradicional festejo en Times Square se realizó con aforo reducido.