En operativo internacional, autoridades golpean a grupo de tráfico humano que operaba en Pasto

La Policía Nacional, en coordinación con la Agencia de Inmigración y Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos y la Fiscalía General de la Nación, logró en las últimas horas la captura de 11 integrantes de una organización criminal internacional dedicada al tráfico de migrantes en esta ciudad.

La ‘Operación Turpiales’ fue desplegada, gracias a la alerta temprana de la Agencia de Inmigración y Aduanas de los Estados Unidos, que permitió a los investigadores de la Dirección de Investigación Criminal e Interpol –Dijín–, identificar a los integrantes de la banda, quienes eran liderados por alias Fernando, alias Atún y alias Cristian.

Los sujetos se dedicaban a traficar con migrantes de Cuba, China, Somalia, Nigeria, Angola, Pakistán, India y Bangladesh.

La organización  tenía su centro de operaciones en la capital de Nariño y  se encargaba de establecer reuniones en diferentes puntos de Pasto, donde reunían a los migrantes, ubicados en las afueras de las instalaciones de la terminal de transporte, en hoteles y parqueaderos.

En estos sitios, los delincuentes recibían el dinero de sus víctimas, en promedio 150 a 350 dólares por persona, con el fin de embarcarlas en buses de transporte público y buses piratas, rumbo a Medellín y, o a Necoclí, en el Urabá de Antioquia.

Según las investigaciones el grupo criminal —en ocasiones y como garantía del negocio— cobraba la mitad del dinero a los migrantes, con la condición de que cuando llegaran al punto de destino entregaran la otra parte para el pago de los servicios de grupos de ‘coyotes’.

Una vez en Necoclí, los hacían emprender viaje por vías fluviales en lanchas o botes, hasta Acandí o Capurganá, Chocó, en donde eran entregados a otros traficantes, y así iniciar su desplazamiento a pie, o a lomo de mula, para cruzar la selva con destino a Panamá.

“Este es un contundente golpe contra los traficantes de migrantes, después de las denuncias contra esta organización que venía desarrollando esta actividad criminal, utilizando como víctimas a ciudadanos extranjeros”, señalo el general Fernando Murillo, director de Investigación Criminal e Interpol.  

Las autoridades realizaban la investigación desde septiembre de 2021, logrando establecer que, con el recaudo del dinero, la organización criminal compró 32 bienes muebles con un avalúo comercial superior a $70 mil millones, como 11 establecimientos de comercio; 11 inmuebles entre casas y apartamentos y vehículos; todos ubicados en Pasto. 

Los capturados fueron puestos a disposición de las autoridades competentes y les imputaron los delitos de concierto para delinquir, tráfico de migrantes y enriquecimiento ilícito de particulares.