La crisis tocó fondo en el Instituto de Deportes de La Guajira. A los funcionarios les adeudan siete meses de salario, vacaciones, cesantías, primas, salud y pensión, razón por la cual mantienen una toma pacífica a las instalaciones. Rosendo Redondo, uno de los funcionarios más antiguos del Instituto, relató que se encuentran desprotegidos a pesar que siguen trabajando en medio de las dificultades económicas por la falta de pago.

El rector Carlos Robles dijo que hay un problema de flujo generado por los incumplimientos del departamento.

De acuerdo a las actividades que se han desarrollado al interior de la Universidad de La Guajira y que son de público conocimiento, donde los estudiantes tienen una serie de protestas pedagógicas y se resisten a ingresar a las aulas de clase hasta tanto el Departamento no cancele las obligaciones y que por ley le corresponde a los estudiantes, la alma máter tomó la decisión de suspender los procedimientos contractuales para los docentes catedráticos, tutores que prestan el servicio de bienestar social universitario, conductores que transportan a ciertos estudiantes, entre otros.

Más artículos...

Regístrese a través de nuestro servicio gratuito de suscripción por correo electrónico para recibir todas las noticias de nuestro Caribe.