Autoridades llegan a un acuerdo para controlar el transporte informal en el municipio de Hatonuevo

Al encuentro asistieron delegados de la Secretaría de Gobierno, Policía, Migración, Inspección, JAC y líderes del transporte informal.

La Guajira
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

El secretario de Gobierno de Hatonuevo, Hugo Nelson Cuello Ustaris, convocó a una reunión de carácter urgente debido a las múltiples quejas que giran en torno a la prestación del servicio de transporte informal en el municipio.

En el encuentro al que asistieron el subteniente Dany Santiago López, comandante de la Estación de la Policía; Amir Lechuga, delegado de Migración Colombia; Kenner Dazaev Mejía, inspector de Policía; Wilman Corcho, secretario de la Junta de Acción Comunal del barrio Nueva Guajira y líderes del transporte informal, se hizo una radiografía del problema de orden público y la ausencia de control en ese sector en Hatonuevo. Todos los asistentes concordaron que este oficio ha sido el más afectado por la migración de ciudadanos venezolanos, los cuales han tomado una actitud hostil en contra de las autoridades civiles, administrativas y conductores.

Al respecto el secretario de Gobierno expresó que su intención no es perseguir a nadie pero el deber de la administración es hacer respetar a los ciudadanos que se dedican a esta labor, que el Gobierno nacional no reguló y dejó su organización a los alcaldes.

En ese sentido, agregó que el parque automotor está desbordado y las quejas de todo origen llegan a su despacho.

Migración Colombia, por su parte, hizo especial énfasis en que “cuando uno es un invitado a un país que los está recibiendo con los brazos abiertos es necesario agradecer y respetar las normas mínimas de convivencia”.

La entidad dejó claro que todo ciudadano venezolano debe portar el pasaporte debidamente visado y sellado, además del permiso especial de permanencia que los habilita para trabajar en los municipios de Maicao, Albania, Manaure, Uribia y Riohacha, el cual cualquier autoridad policiva podrá requerir en algún momento.

No obstante, el inspector Kenner Dazaev, pidió a los transportadores informales dejar trabajar a los venezolanos, lo que causó una acalorada discusión.

Posteriormente, las autoridades acordaron que los venezolanos solo podrán trabajar si presentan tres cartas de recomendación de transportadores colombianos ya registrados, en la cual den fe de su buen comportamiento y una declaración juramentada del propietario de la moto donde se hace responsable de las sanciones que cometa el extranjero.

Asimismo, para establecer el censo definitivo de transportadores se programó una jornada de sensibilización de normas de tránsito, pedagogía y registro, desde el 16 hasta el 30 de noviembre.

Siendo así, los vehículos de los ciudadanos que desde el 1° de diciembre incumplan la norma, serán inmovilizados durante 72 horas y serán entregados a sus propietarios, una vez cancelen la sanción y hayan llenado todos los requisitos que exige la ley para su entrega.

Regístrese a través de nuestro servicio gratuito de suscripción por correo electrónico para recibir todas las noticias de nuestro Caribe.