En comunidades wayuú, Corpoguajira lidera proyecto de mitigación y adaptación al cambio climático

La falta de agua en las comunidades durante todo el año es uno de los graves problemas para el consumo humano.

La Guajira
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

La escasez de agua ha sido uno de los problemas prioritarios de la población indígena de la Alta y Media Guajira, para quienes ha sido cada vez más difícil obtener agua, tanto para el consumo humano, como para los animales, y más aún para el establecimiento de proyectos productivos que generen alimentos para su sostenimiento y así disminuir los índices de desnutrición que afectan mayormente a la población infantil.

El cambio climático es un fenómeno de origen natural acelerado por acciones del hombre, que sin duda están ocasionando afectaciones en todos los sectores del país.

En La Guajira, los estudios publicados por el Ideam dan cuenta del alto grado de vulnerabilidad de sus poblaciones y la necesidad de tomar medidas para la adaptación frente a situaciones derivadas del cambio climático como: prolongación del Fenómeno del Niño, mayor intensidad de las precipitaciones y menos frecuentes, aumento del nivel del mar, aumento de procesos erosivos, aumento gradual de la temperatura, desabastecimiento hídrico, entre otros.

En las comunidades indígenas de Paserramana, La Sabana, Los Melones, San Pablo, Ouspa y Yosumana, asentadas en jurisdicción de Riohacha y Maicao, la escasez de agua durante casi todo el año es uno de los más graves problemas, tanto para el consumo humano como para el agropecuario, ocasionado por las bajas precipitaciones y altos valores de evapotranspiración, características de estos ecosistemas áridos y semiáridos; así como la poca conciencia de la población en el manejo ambiental de sus recursos naturales.

El aumento de la vulnerabilidad por sequía asociada a los efectos del cambio climático en comunidades indígenas de Riohacha y Maicao, ocasiona altos índices de desabastecimiento de agua, disminución de servicios ecosistémicos y calidad de vida de la población, altos índices de desnutrición y aumento de la tasa de mortalidad e inadecuado aprovechamiento de recursos naturales disponibles.

La tasa de mortalidad se ve influenciada por presencia de enfermedades de origen hídrico, debido a que el agua que consumen no cuenta con las mínimas condiciones de tratamiento, lo que genera aumento del flujo migratorio de los wayuú y de los conflictos por el acceso al agua.

Como agravante a lo anterior, se viene sufriendo con mayor intensidad los efectos generados por el cambio climático y específicamente en estos dos últimos años por el fenómeno del niño, que ha causado muertes en la Alta y Media Guajira, siendo más golpeada la población infantil wayuú. Las escasas fuentes de agua que existen en la zona, hacen que los pobladores tengan que realizar enormes sacrificios caminando grandes distancias para abastecerse de agua, labor realizada por mujeres y niños.

Implementación de acciones

Esa situación, requiere de acciones efectivas que calmen la sed y el hambre de los indígenas, para que recuperen las tierras y detengan el avance del desierto, razón por la cual se trabaja en el proyecto de “implementación de acciones de mitigación y adaptación al cambio climático ante sequías en comunidades indígenas de Riohacha y Maicao”, que fue presentado por Corpoguajira ante la Secretaría Técnica del Ocad, el cual fue viabilizado y aprobado para su ejecución.

El objetivo es mejorar las condiciones de vida en las comunidades que habitan en la Media Guajira, reduciendo la tasa de morbimortalidad infantil, producida por enfermedades transmitidas por medios hídricos, proporcionándoles servicios básicos, en este caso agua, al igual que recursos y tecnologías apropiadas para desarrollar actividades productivas dentro de su territorio, contribuyendo a la nutrición familiar en la producción de alimentos y el cambio de actitud hacia una vocación agropecuaria; además de lograr la integración del área de la población a los procesos de desarrollo regional y nacional. Se pretende garantizar la solución integral de abastecimiento de agua a las comunidades indígenas citadas, cumpliendo con las normas técnicas y de seguridad para las obras a ejecutar, enmarcado en una política estatal de mejoramiento de calidad de vida de los habitantes, disminución de los índices de pobreza, y mitigación y adaptación al cambio climático, entre otros.

La escasez de agua ha sido un problema para las comunidades, especialmente en el establecimiento de proyectos productivos.

 

Así las cosas, se debe adelantar el procedimiento de contratación de acuerdo con las directrices de la ley de contratación estatal en la selección del contratista, donde este deberá cumplir con condiciones técnicas, jurídicas, financieras y administrativas del proceso. Además, adelantar el proceso de selección del contratista en las obras y especificaciones técnicas dadas por la entidad, con el fin de satisfacer las necesidades demandadas en el proyecto.

En el proyecto se plantea que una vez perforado el pozo profundo de acuerdo con el diseño que se obtenga en la etapa de prospección, la extracción del agua se hará a través de una bomba sumergible que se accionará con energía solar, la cual será obtenida a través de un sistema fotovoltaico compuesto por paneles solares. El agua extraída del pozo será bombeada hasta un tanque de almacenamiento elevado que se ubicará cerca al sitio de ubicación del pozo.

El transporte del agua desde el pozo hasta el tanque de almacenamiento se realizará en tubería PVC RDE 21 D=3”. El tanque elevado consta de una estructura en concreto (columnas, vigas y placa) de seis metros de altura, sobre la cual se instalará un tanque prefabricado en polietileno reforzado con fibra de vidrio con capacidad para 15.000 litros (15 m3).

El agua depositada en el tanque de almacenamiento será distribuida hacia varios puntos de consumo ubicados en los alrededores del área de ubicación del tanque. Se ubicarán también otros tres puntos hidráulicos para suministro de agua sin filtrar y para otros de usos domésticos y pecuarios. También se abastecerá a un sistema de riego por goteo que se construirá en una parcela destinada para uso agrícola en un área aproximada de media hectárea. La red de distribución del agua se construirá en tubería PVC RDE 21 de diámetros 2”, 1”, ¾” y ½” de acuerdo con los planos de diseño. Las líneas de riego de la parcela serán en tubería PE de baja densidad de diámetro 16 mm, calibre 8 mil. Los terrenos en donde se ejecutará el proyecto pertenecen a las comunidades beneficiarias (Paserramana, La Sabana, Los Melones, San Pablo, Ouspa y Yosumana), y por lo tanto cuentan con el aval para su ejecución por parte de la autoridad constituida, quienes dieron su visto bueno previa concertación y autorización para la ejecución del proyecto en mención.

Este proyecto está técnicamente soportado con estudios de campo y diseños de componentes y estructuras del sistema, lo cual está consignado en documentos anexos al estudio.

Regístrese a través de nuestro servicio gratuito de suscripción por correo electrónico para recibir todas las noticias de nuestro Caribe.