La historia de Riohacha se escribe en líneas de progreso

El alcalde José Ramiro Bermúdez Cotes y su gabinete han trabajado arduamente y sin descanso durante los primeros meses de su gobierno, con el firme propósito de recuperar la estabilidad administrativa y económica de la capital del departamento de La Guajira, en pro de un Distrito más incluyente, equitativo, próspero, organizado, seguro y sostenible.

Este camino hacia el progreso inició con la concertación, estructuración, aprobación y sanción del Plan de Desarrollo ‘Riohacha Cambia la Historia’, un documento construido desde las necesidades de la comunidad, que contó con la participación de los distintos sectores sociales; lo cual arrojó un diagnóstico comprensivo de las condiciones sociales, físicas y de infraestructura, ambientales, financieras y administrativas de la ciudad.

En la construcción de este documento, en el que participaron 1.074 personas, se priorizaron acciones y proyectos dirigidos a solucionar las problemáticas más urgentes en materia de salud, educación, seguridad, servicios públicos, movilidad, entre otros.

Con el Plan de Desarrollo como hoja de ruta, el Gobierno local emprendió acciones para avanzar en el objetivo de cambiar la historia de Riohacha.
Inicialmente se le apostó al fortalecimiento financiero, a través de la estrategia ‘Paga y Gana con tu Impuesto y Aprovecha los Descuentos’, que busca ofrecer un alivio tributario a los contribuyentes, con el propósito de mejorar el recaudo de la ciudad; lo que permitirá contar con más recursos de inversión.

Asimismo se le apuesta al mejoramiento de los servicios de salud, para lo cual se contrató de manera oportuna el Plan de Intervenciones Colectivas –PIC–, que ha permitido mitigar los eventos negativos de salud y ha sido una herramienta fundamental en la lucha contra el Covid-19.

Por otra parte, en cuanto a la pandemia, Riohacha se ha destacado como una de las ciudades que más ha controlado la propagación del virus; esto gracias a un plan de expansión para la emergencia del virus, denominado Equipo de Respuesta Inmediata –ERI–, un grupo de profesionales que trabaja heroicamente para identificar y notificar a las EPS los posibles casos, realizar búsquedas activas y el cerco epidemiológico.

En medio de la crisis económica y social generada por el virus, la administración distrital no se detiene en su lucha por mejorar las condiciones de vida sus habitantes, especialmente de los más vulnerables. A través de la Secretaría de Desarrollo Social y de la mano de la gestora social, Belines Fuentes Meza, se han desarrollo iniciativas dirigidas al fortalecimiento de los programas de Adulto Mayor y Familias en Acción; como también jornadas integrales de salud en comunidades wiwa y kogui; entrega de elementos de protección y aseo, calzado y alimentos en la Casa del Abuelo; un acto simbólico en contra de la discriminación a la población Lgbti; entre otros.

En materia de infraestructura y servicios públicos se realizaron gestiones para mejorar la vía que va hacia la planta de captación de agua del Distrito; con el fin de seguir minimizando el desabastecimiento de agua por sequía. Con esto se optimiza el tiempo en que los carrotanques hacen los recorridos para obtener el agua que llevan a comunidades rurales y urbanas.

También avanzan satisfactoriamente las obras de construcción de 18 micro acueductos para llevar agua a miles de familias wayuú, que cuenta con una inversión que ascien de a 5.700 millones de pesos y se encuentra en un 70% de ejecución.
Asimismo de manera articulada con la concesión de alumbrado público se lograron encender nuevamente las luminarias del Parque Padilla, tradicional punto de encuentro de todos los riohacheros y de igual forma también se logró iluminar la avenida Primera, con el objetivo de reforzar la seguridad y embellecer nuestro sector turístico.

Por otra parte, una de las principales metas del alcalde Bermúdez Cotes, es recuperar las competencias del sector educativo, con el propósito de fortalecer la alimentación y el transporte escolar, para lo cual se avanza de manera satisfactoria en el cumplimiento de los indicadores del documento Conpes 3984 del 20 de febrero de 2020.

De igual manera se han mostrado avances importantes en materia de seguridad y convivencia, logrando la reducción de los indicadores delictivos, gracias a un constante trabajo con la Policía y el Ejército Nacional.

Otra de las principales apuestas durante estos primeros meses de gestión han sido las acciones dirigidas al control urbanístico en la ciudad, como una manera de mitigar el crecimiento desorganizado de la ciudad. Operativos frecuentes a las obras de construcción, desde la Dirección de Urbanismo, han permitido frenar actividades que no cumplen con los requisitos necesarios y de esta manera garantizar el orden en la ciudad.

“Recibimos una ciudad asfixiada por una crisis administrativa por lo que es justo y necesario cambiar para dejar atrás la dura realidad de una ciudad estancada en la pobreza y caminar acertadamente hacia una visión de desarrollo social y económico. Estamos convencidos de que Riohacha es la fénix del Caribe, la ciudad que renace de sus cenizas para reinventarse y sobrevivir. Seguiremos trabajando para levantarnos y construir el Distrito que soñamos”, aseguró Bermúdez Cotes”.

Estas y otras acciones, aún en medio de las dificultades, motivan a la ciudadanía a seguir soñando con una historia para Riohacha escrita en líneas de prosperidad y desarrollo.