2020: año de los resultados y las buenas realizaciones

Comienza un nuevo año con nuevos gobiernos en el orden municipal y departamental y sus coadministradores, tiempo propicio para que nosotros como habitantes de esta península, aparte de renovar nuestras esperanzas en los nuevos gobernantes, también renovemos nuestra forma de pensar y de decir las cosas, dejando a un lado el canibalismo criollo que cada uno de nosotros propiciamos en contra de quienes le dimos la responsabilidad de gobernar.

Las diferencias políticas finalizaron el pasado 27 de octubre y ratificada el primero de enero del presente año con la elección y posesión de cada uno de nuestros gobernantes.

Los posesionados son mandatarios de todos los habitantes en cada uno de los municipios y Nemesio Roys para todos los guajiros. El compromiso de cada uno de nosotros es dejar a un lado el odio en contra del candidato adverso a las pretensiones políticas de cada uno de nosotros, dejemos a un lado la ‘politicofobia”, es decir, el odio y antipatía que le genera a la persona el hecho de acompañar y votar por el candidato que después de haberlo elegido le aplican un sentimiento de rechazo y repugnancia.

Comienza una nueva etapa para La Guajira y todos unidos, saquemos adelante al departamento. No solamente la responsabilidad es de los nuevos alcaldes y el nuevo gobernador, sino que se necesita de cada uno de los nosotros que cambiemos positivamente nuestra forma de pensar, cambiar el discurso salpicado de resentimiento hacia nuestros gobernantes y cambiemos el léxico y las expresiones que resienten a las personas. Dejemos por fuera las palabras negativas en contra del departamento y el lugar a donde vivimos

El año 2020 a Dios gracias se inició con una tranquilidad política, lo cual genera confianza a quienes nos han estigmatizado en años anteriores, le genera confianza a la inversión privada y también a los organismos de control y a aquellas personas que nos han rotulado como un departamento corrupto.

La Alianza Evangélica Mundial ha dicho que el 2020 es “El Año de la Biblia”, destacándola como la base duradera para promover la unidad, la libertad, el desarrollo y la calidad de vida en estos 366 días que estamos recorriendo, simplemente porque se trata de un año bisiesto donde el calendario tiene una modificación, ya que febrero que suele tener 28 días, en esta oportunidad cuenta con 29 días, mientras que para los numerólogos el 2020 significa el año de los grandes cambios, y nosotros los guajiros debemos declarar que el 2020 es el año de las buenas administraciones, de los excelentes resultados y las buenas realizaciones.

Para que esto sea una realidad, debemos decláralo todos los guajiros para que salgamos del atropello económico que hemos vivido en los últimos cuatro años.