2021, un año para destacar lo nuestro

Durante el 2020, nos entretuvimos en los problemas internos políticos que al final nos generaron un leve distanciamiento entre los guajiros y por el otro lado los demandados –gobernador, alcaldes, concejales, diputados y personeros– se dedicaron gran parte a defenderse y otro tanto a enfrentar los problemas de la pandemia. En el año que viene, hagamos una tregua política y mandemos de licencia al revanchismo guajiro y más bien, declaremos que el 2021 será el año en que destaquemos lo nuestro, recalcando la pujanza, la tenacidad, el profesionalismo,  la asertividad, la generosidad y la hoja de vida de aquellos guajiros que sin política, han logrado posiciones importantes en los estandartes de la sociedad colombiana y en Latinoamérica, poniendo en alto a la península colombiana.

Dediquemos nuestras fuerzas en reconocer y aplaudir el trabajo deportivo que en el mundo viene haciendo el jugador de fútbol oriundo de Barrancas, Luis Díaz, quien llegó al Porto demostrando condiciones sobradas para ser titular del equipo portugués y que por su capacidad obtuvo el premio al mejor gol del mes de noviembre en la Liga NOS o de la Primera División de Portugal, anotación que hizo frente al Santa Clara mediante una chalaca que le sirvió para darle la victoria a su equipo. O como Silvestre Dangond, nacido en Urumita, quien ha logrado internacionalizar el vallenato de la nueva generación, atiborrando los escenarios antes de la pandemia, así como los conciertos virtuales, convertido en el máximo vendedor de los tickets en nuestro género.

En el campo de la medicina tenemos a muchos guajiros valiosos que ameritan nuestro reconocimiento y que a través del mundo se destaca su profesionalismo, conocimientos y resultados, entre ellos Gustavo Adolfo Gámez De Armas, nacido en Maicao y quien lideró el equipo científico de la Universidad de Antioquia para perfeccionar el protocolo que le sirvió  a los inventores de la vacuna, sacarla con resultados positivos, especialmente sobre la relación bioquímica desde el punto de vista biomolecular y genético. Los sanjuaneros Orlando Díaz Daza, neurorradiólogo intervencionista del Hospital Ben Taub, Baylor College of Medicine Houston, Texas e inventor de la neurocirugía endovascular;  Juan Bautista Daza González, ginecólogo oncólogo que ha salvado vidas en más de cinco países de Sur América y José Ignacio Suárez Orozco, neurólogo de Baylor College of Medicine en Houston, Estados Unidos. Todos ellos son guajiros a quienes debemos destacar en el año que viene.

La lista es larga y ahora nos faltan en el campo nacional y regional, especialmente para quienes se han destacado por su pujanza y tenacidad y han logrado posiciones en la vida pública y privada. A los guajiros que han escalado posiciones por sus propios cojones, son los que tenemos que destacar en el 2021 y direccionar nuestras fuerzas para reconocerles en el año venidero su tenacidad.