A la salud de Enrique Herrera Barros

Si alguna vez nos preguntamos quién ha sido la persona que ha defendido a La Guajira a capa y espada ante cualquier situación que la afecte a la región, quien ha dicho sin tapujo la verdadera problemática del Departamento a los gobernantes en su cara y representantes de empresas con injerencia en esta región, y si hay que decir quién se conoce los verdaderos proyectos que requiere la península para un Departamento ideal; entonces tenemos que pensar en Enrique Herrera Barros, el pütchipü’ü o el palabrero de la radio. Un guajiro que a través del periodismo radial, su capacidad intelectual y buenas relaciones, se ha dado a conocer en las instancias nacionales como defensor de los guajiros y en medio de su apariencia y atuendos propios de la cultura milenaria, lleva intrínseco  los valores como carácter sagrado de la vida, defensor de la integridad y dignidad del wayuú, además, ‘Ique’ o ‘Iquechón de mama’, como le llaman sus amigos, conoce el valor de la palabra y como ser humano es una persona de corazón noble y gran solidaridad.

 Ese es Enrique Herrera Barros, una persona que lamentablemente no ha sido ajena a la pandemia que agobia a la humanidad causada por el coronavirus. El Covid-19 lo tiene recluido en una clínica, pero seguramente que la bendición de ‘La Vieja Mello’ a la cual venera y las oraciones de los guajiros llena de fe, le darán la fortaleza para que ‘Ique’ nos siga defendiendo del descuido de los gobernantes.

 El ‘palabrero de la radio’ con su ‘Radio revista Guajira siempre’, diariamente nos da conocer la cruda realidad de los hechos nacidos de la política y las administraciones de Riohacha y el Departamento, con gotas de humor y salpicado con el sarcasmo que lo caracteriza, con un rocío de imaginación y una tormenta de críticas. Enrique Herrera de lunes a viernes en el horario de la mañana por la frecuencia 91.7 de Cardenal Stereo en Riohacha, es el pütchipü’ü de la sintonía en el centro y norte de La Guajira.

‘Iquechón de mama’ como suele decir en su programa, siempre hace referencia a las citas bíblicas, históricas, refranes y dichos de los personajes que han hecho historia política en Riohacha, Uribia, Manaure y Dibulla, poblaciones con la que mantiene una relación familiar, de amistad y del conocimiento general.

 Es Enrique Herrera quien con su ‘riohacherísmo’ le abre los ojos, los oídos y el corazón a los gobernantes al ciudadano, el mismo que todos los días machaca de los que se viene dando por dentro y fuera de La Guajira y en contra o en favor del Departamento, no deja que se nos metan fácilmente al rancho a quitarnos lo que Dios, la naturaleza y las leyes nos otorgaron. Ese es Enrique Herrera, el que necesita una oración de cada uno de nosotros, que lo llene de espiritualidad y recobre su salud.