A seguir cuidándose

Las cifras en el país que reporta el Ministerio de Salud, indican que el virus del Covid-19 sigue causando la muerte de seres queridos y amigos, lo que contrasta con el avance de la vacunación que en el caso de La Guajira es masiva y diferencial.

En los municipios de La Guajira, las personas especialmente los jóvenes siguen acudiendo a los sitios para cumplir con el proceso de vacunación, para protegerse de alguna manera contra el virus.

Sin embargo, es necesario recordarles que muy a pesar de que se vacunen, es urgente que sigan cumpliendo con las medidas de bioseguridad como el uso del tapaboca, el lavado de manos, el distanciamiento social y evitar las aglomeraciones.

Lamentablemente, esas recomendaciones se siguen violando en el Departamento, y es frecuente entonces observar la celebración familiar de varios acontecimientos y las reuniones de amigos, como si nada estuviera pasando.

No se puede bajar la guardia, y si bien es cierto, la principal responsabilidad es de la comunidad, las autoridades locales también deben implementar acciones para el cumplimiento de las medidas de bioseguridad contra el Covid-19, porque se está frente a un virus que sigue causando estragos en la humanidad.

Si la comunidad se relaja, muy posiblemente nuevamente se estará frente a unas cifras alarmantes de contagios y muertes, de allí el mensaje para que se sigan cuidando para no darle espacio a un virus que sigue siendo letal.

Las estadísticas indican, que hasta el 19 de junio de 2021 se han reportado 38.456 casos de Covid–19 en la península y 1.231 fallecidos.

Según datos del Ministerio de Salud, a corte del 18 de junio de 2021 se han aplicado 153.297 dosis de vacunas contra el Covid-19, que coloca al departamento en el número 26 por cada 10.000 habitantes. Antes de la vacunación masiva el mayor registro fue de 3.688 biológicos aplicados, para el 18 de junio esa cifra fue de 13.645.

Si bien se continúa con el proceso de vacunación masiva en el Departamento, los ciudadanos deben extremar sus medidas de autocuidado para evitar que resurjan focos de infección.