A ti mujer

Se aproxima el 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, fecha en que muy aparte de las razones que haya tenido las Naciones Unidas para conmemorar su día, nosotros celebramos este y todos los días la bendición que Dios le ha dado a la humanidad por contar con un Ser que en su refulgente y resplandeciente rol de madre, abuela y compañera, juega un papel importante en nuestra sociedad, principalmente porque en cada albor nos bendice con su sonrisa, con sus manos nos da la fuerza para seguir adelante, con sus palabras nos alivia el alma de las heridas que nos genera la sociedad que nos rodea y con sus suaves besos nos ilumina la estancia de nuestras vidas.

Hoy le rendimos tributo a la mujer en todas sus facetas, pero especialmente aquellas que simbolizan nuestra esencia, nuestras vidas, nuestra infancia y quienes participaron en nuestra formación, pero también a quienes que por su belleza nos inspiran amor y pasión, sin dejar por fuera las mujeres que han sido las responsables de haberles desprendido a nuestros compositores, las hermosas páginas musicales que engalanan el cancionero vallenato.

Es la mujer que en su vestido lleva un escudo que simboliza la dignidad y el decoro de la responsabilidad, la seriedad y el respeto en medio de su entorno. La mujer como madre, desborda el amor y el afecto por sus hijos, promoviendo los mejores hábitos familiares en su crianza. Ellas como madres tienen la responsabilidad ante la sociedad que la vigila y la crítica, de fomentar sus abnegados principios de hogar que buscan como resultado una buena crianza y una excelente enseñanza.

La mujer empleada o funcionaria, es la persona más confiable que puede existir al frente de su responsabilidad, debido a que su emprendimiento e inteligencia le da todas las garantías a cualquier entidad, empresa o negocio para sacar adelante los proyectos que emprende, es por eso que en medio del machismo que profesan muchos hombres, se hace necesario aflorar el matriarcado de su cultura para descollar el liderazgo con tenacidad y lograr los resultados esperados. Hoy por hoy, la mujer triunfa en cualquiera de las posiciones a donde la pongan a desempeñar. Y qué decir en la política, allí nuestras mujeres son de lo mejor liderando los procesos en cada organización.

Pero vamos con lo nuestro. La mujer guajira tiene una gran aliada, un departamento con un adjetivo femenino que galantea a Colombia encabezando el mapa y esa representación geográfica de tierra, no es más que una silueta que delimita los colores de la naturaleza y con los rayos del sol se convierte en una acuarela que con el pincel del amor se puede dibujar la ternura, la dulzura y la delicadeza de su piel. Esas son las mujeres de mi guajira, bellas y orgullosas, fieles a sus principios éticos y a sus valores.

Es a la mujer de nuestro departamento, a quien le rendimos tributo por ser su día.

¡Feliz Día de la Mujer!