Acueducto de Camarones

En buena hora, la Contraloría General de la Nación, logró suscribir un acuerdo con la Administración Distrital de Riohacha, en el marco de la estrategia ‘Compromiso Colombia’, para poner en operación el acueducto del corregimiento de Camarones, una obra que resultó investigada pero que al final se logró demostrar que lo que le faltó fue doliente por parte del ente territorial.

La intervención del ente de control, fue clave para que se esté anunciando por parte del alcalde del Distrito de Riohacha, José Ramiro Bermúdez, que el próximo 15 de julio, se entregará el acueducto funcionando para beneficio de la comunidad.

Una vez el acueducto esté funcionando, le corresponde entonces a la administración distrital, definir la sostenibilidad del servicio, para garantizar su funcionamiento en el tiempo. 

La comunidad de Camarones, que cientos de protestas han protagonizado por la falta de agua, entra a jugar un papel muy importante no solo para cuidar la infraestructura, sino para pagar el servicio cuando la administración o quien lo opere lo considere necesario.

El buen funcionamiento de la obra dependerá no solo del ente territorial, ni del operador, sino también de quienes van a recibir el servicio para que valoren una obra que les va a permitir disfrutar de agua potable.

Todavía queda mucho camino por recorrer, pero el que Camarones ya pueda en poco tiempo contar con su acueducto es un gran avance, que le ayuda a mejorar la calidad de vida a su gente. 

La obra representa el esfuerzo de la administración del exalcalde Rafael Ceballos Sierra, quien le apostó a una iniciativa de corte social, pero que también le valió una serie de investigaciones cuyo resultado al final fue que por falta de operador no estaba funcionando.

Hoy, se reconoce el interés de la actual administración por dar cumplimiento al pacto suscrito con la Contraloría General de la Nación, para evitar que el acueducto del corregimiento de Camarones pasara a la historia como un elefante blanco.