Alerta por aumento del Covid-19

Mientras en La Guajira las autoridades redoblan esfuerzos implementando medidas para evitar el contagio del Covid-19, la población sigue mostrando su indisciplina social lo que está generando el aumento de la enfermedad de una manera tal que indica que algo no está funcionando correctamente.

Está plenamente demostrado que este virus causa la muerte en personas de cualquier edad y que la única manera de evitar que se propague su contagio es cumpliendo con las mínimas medidas de prevención como el aislamiento social obligatorio, la distancia social y el uso del tapabocas. La Covid-19 no es un juego, es un virus que se comporta de manera extraña y que aún los científicos no han encontrado la vacuna para vencerla, es decir, corresponde ser coherentes con la situación si realmente se quiere preservar la vida. No es posible que la comunidad no quiera entender la magnitud de esta enfermedad y que siga desafiándola a pesar que todos los días cobra la vida de más de uno.

Es cierto que no es fácil cumplir con las medidas cuando la falta de dinero te lleva a la calle al rebusque para la compra de alimentos, eso podría entenderse, pero lo que no está nada bien es que sigan las parrandas, que se salga a la calle solo por llevar la contraria, que personas que tienen claro el comportamiento del virus se expongan de una manera tal que afectan a otros, llegó la hora de cambiar de actitud y de entender la magnitud de este virus que simplemente te puede acabar la vida porque no se hace aprecio de ella.

El llamado urgente a las autoridades de La Guajira, para que se exija al Gobierno nacional la entrega de camas y ventiladores para los hospitales, para que se pueda contar con la capacidad de atender los casos de Covid-19, puesto que ciudades como Barranquilla, Santa Marta y Valledupar hoy no cuentan con cupos para recibir pacientes.

A los alcaldes que deben hacer los esfuerzos necesarios para invertir en cultura ciudadana, esta no es cualquier enfermedad, por lo tanto su tratamiento en comunicaciones es diferente.

También se les pide que entreguen información oportuna sobre los avances del virus, sobre su comportamiento, cómo se está moviendo, qué barrios se está afectando y a qué población, este es un tema público que bajo ninguna circunstancia se puede permitir que se engavete.
Este extraño virus se vence solo si cada ciudadano entiende su letalidad, si se quiere a sí mismo y a su familia, allí está la clave, porque tampoco es justo sepultar a los seres queridos en medio de la soledad.