Alerta por Covid-19

La declaratoria de alerta naranja hospitalaria por el incremento de casos de Covid-19 y la disminución de la capacidad instalada del número de camas disponibles de UCI para atender pacientes con coronavirus, pone en alerta a todas las autoridades de La Guajira quienes deben extremar las medidas de prevención para evitar que esta situación se salga de las manos.

La decisión de la Administración Temporal de Salud es bastante clara cuando reconoce que por el aumento de casos de Covid-19 especialmente en los municipios de Riohacha, Maicao, Uribia y Distracción, advierte al gobernador y a los 15 alcaldes de la alerta naranja, indicando que se pasa a otro nivel de la extraña enfermedad.

La gravedad de los casos presentados que requieren de atención en camas de las unidades especiales de cuidados intensivos, demuestran que se está llegando al punto crítico de ocupación.

De acuerdo a información de las autoridades de Salud, se llegó al 51% de ocupación de camas en las unidades de cuidado intensivo para adulto, en tanto que la hospitalización para mayores de edad está en un 49%.

Esas solo dos cifras demuestran el nivel de complejidad de la actual situación, que requiere de manera urgente que las autoridades implementen otras medidas de prevención para proteger a la población.

Es perentorio también llamar la atención de los ciudadanos de La Guajira, quienes han pasado por encima de las medidas adoptadas poniendo en riesgos sus vidas sin importarles tampoco la suerte de sus seres queridos.

El pasar de los días sigue demostrando que la Covid-19 es un extraño virus que causa la muerte, y que sigue cobrando la vida especialmente en quienes no han entendido el riesgo tan alto que se corre por no cuidarse como de manera reiterada lo indican las autoridades de salud.

Si la comunidad no entiende que su buen comportamiento es clave para salir airosos, será muy difícil evitar que los casos de Covid-19 aumenten porque esta es una lucha de todos sin distingos de raza, religión y de situación social.

Con la Covid-19 no se juega, se está enfrentando una extraña enfermedad que se muestra de diferentes maneras, que requiere del ser humano una alta conciencia para seguir las recomendaciones básicas como el aislamiento social obligatorio, el uso del tapabocas y la distancia social, para salir victoriosos.