Alivio tributario para los restauranteros

Un alivio tributario se anunció por parte del Gobierno nacional al sector de los restaurantes con sus llamados ‘corrientazos’, las cafeterías, las panaderías, la venta de pollo asado, así como también para aquellos que cuentan con bares. Este tributo estatal será suspendido en cuanto al cobro del impuesto al consumo que corresponde al 8% en donde los restauranteros no lo pagarán desde este momento hasta el 31 de diciembre del presente año. Por lo menos este alivio tributario se convierte en una ayuda a los propietarios de restaurantes que habían manifestado la asfixia económica a la que estaban sometidos producto del Aislamiento Preventivo Obligatorio ocasionado por el coronavirus. 

Lo anunciado por el presidente Iván Duque y el director de la Dian, afloja la asfixia económica que apretaba la garganta financiera de los propietarios de estos establecimientos y que se comienza a ceder en medio de las restricciones de la cuarentena nacional que ha generado la pandemia del Covid-19. Falta entonces que el gremio del consumo masivo solicite al Gobierno nacional la exoneración total del aporte a la seguridad social, compensación de salarios y subsidio en el pago de los servicios públicos, para luego favorecer otras líneas del turismo en la que se incluye la hotelería y el transporte. 

Nos salimos un poco del tema de los restauranteros y nos metemos con las líneas gruesas del turismo, teniendo en cuenta que Riohacha es Distrito Turístico y por ende el Departamento también lo es, pero por separado hemos escuchado a los propietarios de este servicio que se encuentran estancados y muchos empresarios del sector mediante la modalidad del crédito bancario, que están preocupados por la inversión que han hecho y otros habían hipotecado sus bienes bajo la creencia del potencial turístico de Riohacha y el Departamento. Hoy por razones de la pandemia, la actividad hotelera y sus derivados se encuentra estancada. 

Es cierto que las entidades bancarias le están bailando el indio a quienes quieren acogerse a las bondades anunciadas por el Gobierno nacional, debido a que después de pedirle una serie de documentos, le responde al solicitante que el crédito no es aprobado por falta de flujo de caja, caso que no deja de ser una burla porque la lógica indica que si un empresario busca las bondades de los créditos anunciados por el presidente Duque, seguramente es porque la misma inactividad le ha afectado el flujo de caja y es allí en donde nosotros decimos que el mandatario nacional todos los días hace su show por los medios nacionales y cuando los empresarios van a buscar los tales beneficios que se anuncian, entonces las entidades bancarias lo que responden es que hagan la solicitud directamente al presidente porque ellos no van a poner en peligro los recursos de los cientos de ahorradores que tienen.