Camarones, en la ruta del acueducto

Las diferencias congénitas políticas del corregimiento de Camarones, jurisdicción de Riohacha, los ha llevado a la constante confrontación de ideas entre opositores y contradictores, discrepancias que históricamente se han acentuado entre sus hijos y forasteros, estos últimos quienes aprovechan las turbulencias internas en la población para sacar las ventajas electorales en temporadas de elecciones.

Entre aristas y vértices, en Camarones se ha fortalecido el fortín político de los diferentes candidatos a la Alcaldía de la capital guajira en debates que se han hecho en años anteriores y entre la voluntad política y el deber ser de cada alcalde, se encuentra en el medio el acueducto de Camarones.

Aparte de todo lo anterior, a nivel nacional los acueductos pequeños también se han constituido en el fortín político incontrolable por los organismos de control del cual seguramente Camarones no es la excepción, de hecho, muchos alcaldes de Riohacha que son camaroneros de nacimiento,  por ancestro familiares o los que tienen cualquier grado de consanguinidad con sus habitantes, no han sido ajenos al discurso de solución de agua, pero cuando resulta elegido como tal, la polarización política empaña las buenas o malas  intenciones del alcalde de turno.

Lo más importante fue que se construyó un acueducto así sea con agua salobre, pero a consideración de los buenos oficios del alcalde de Riohacha José Ramiro Bermúdez y del gobernador Nemesio Roys, al acueducto de Camarones le llegó la temporada de desalación en donde lo ‘salao’ podría tratarse de un tema de superstición al interior del proyecto, mientras que el agua acta para el uso de los quehaceres de sus habitantes tiene la esperanza de llegar por las plumas  o grifos, por lo menos eso se deduce del recorrido que ha hecho el alcalde, quien viene socializando la iniciativa de rehabilitar la línea antigua del acueducto para abastecer del preciado líquido con mayor calidad a sus habitantes. 

Lo más importante para los camaroneros es que el alcalde José Ramiro Bermúdez y el gobernador de La Guajira, Nemesio Roys, han manifestado toda su voluntad de conseguirle una solución al suministro de agua así sea para los quehaceres de sus habitantes en donde  los dos mandatarios y la Contraloría General de la Nación tienen como medida emergente la rehabilitación de la línea antigua del acueducto, con el fin de abastecer con agua de mejor calidad mientras superan cualquier situación de tipo legal y de calidad del agua.

José Ramiro Bermúdez en calidad de alcalde de Riohacha tiene toda la disposición de mejorar la calidad de vida de sus habitantes e, incluso, solucionar de manera definitiva el acueducto de Camarones, que tiene un problema de más 8 años que ha afectado el crecimiento exponencial de un corregimiento con gran potencial turístico y cultural.