Cambios en el gabinete departamental

Al solicitar el gobernador de La Guajira en calidad de encargado, Wilson Rojas Vanegas, la renuncia a los secretarios de despacho y demás funcionarios de libre nombramiento y remoción, se le presenta la oportunidad para conformar un nuevo equipo de trabajo que le permita seguir avanzando en los objetivos propuestos en el programa de gobierno ‘Un Nuevo Tiempo’, que recoge las iniciativas  del ingeniero Wilmer González Brito, cuando fue elegido como gobernador por elección popular.

Este nuevo equipo que terminaría el actual periodo de gobierno, debe concitar al trabajo en equipo, y deben representar los más claros intereses de una comunidad que aún sigue esperando soluciones a problemas básicos insatisfechos.

Deberían escogerse profesionales realmente comprometidos e idóneos, que estén por encima de los apetitos políticos para lograr avanzar en el tiempo en la ejecución de los proyectos que pueden dinamizar la economía de La Guajira.

Los secretarios de despacho se reconocen como los coequiperos de quien gobierna, y en ellos recae una gran responsabilidad en la ejecución de las tareas asignadas.

Es importante que se estudien los perfiles para cada cargo, para que objetivamente  se escojan a los mejores y se logre armar un grupo que llegue  a la comunidad y  que sienta el compromiso de servir y de mostrar resultados.

Si bien es cierto que el gabinete responderá a algunas situaciones políticas que tiene que ver con la jornada electoral del mes de octubre cuando se escogerán nuevos gobernadores, alcaldes, diputados y concejales, el llamado es al  gobernador encargado para que muestre su plena madurez en el nombramiento de los nuevos secretarios de despacho.

Hay mucho por hacer en La Guajira, por eso es urgente que quienes llegan por primera vez al despacho lleguen conectados, con la suficiente experiencia para que no gasten mucho tiempo en el aprendizaje, puesto que el tiempo pasa demasiado rápido y hay que aprovecharlo de una manera útil.