Candidatos avalados por firmas

Los grupos significativos de ciudadanos en La Guajira comenzaron a dejar un precedente político importante, en donde la recolección de firmas para avalar un candidato y luego someterlo al escrutinio, viene tomando importancia, tanto que para la Gobernación fue la segunda y tercera fuerza política de seis candidatos inscritos; para la Asamblea ocuparon el quinto lugar de 7 partidos en contienda; y de las 15 alcaldías los movimientos por firmas consiguieron cinco de ellas.

Si bien es cierto que el electorado guajiro era apático a reafirmar con votos a un candidato avalado por firmas, creemos que en las elecciones del pasado 27 de octubre ese concepto quedó a un lado, como también quedó la manera caprichosa de los jefes de los partidos políticos al momento de entregar sus avales a los aspirantes con o sin aceptación popular.

Los candidatos avalados por firmas a través de la figura de grupos significativos de ciudadanos, se constituye en una nueva oportunidad que ofrece la Registraduría para los aspirantes de aceptación popular que por razones internas de los partidos o por los caprichos de quienes refrendan, le niegan la posibilidad de llevar a un buen candidato, y también al elector le quitan la posibilidad de elegir por una buena hoja de vida o propuesta.

Para nuestro concepto, esta herramienta que entrega la ley electoral le brinda a las campañas que se acojan a un verdadero espacio de participación, equidad e igualdad de condiciones en las elecciones que se presenten con base al calendario electoral.

Revisemos entonces los recientes resultados. Las candidaturas avaladas por firmas para la Gobernación de La Guajira dejaron en el pasado debate electoral una participación satisfactoria de sus electores con los movimientos ‘Adelante mi Guajira’ y su candidato Delay Magdaniel Hernández, quien se convirtió en la segunda votación; mientras que ‘De la mano del pueblo’ con Jorge Eduardo Pérez Smit fue el tercero. Los dos candidatos avalados por firmas obtuvieron más de 131 mil votos de 320.541 que llegaron a las urnas.

Para la Asamblea, el movimiento ciudadano ‘Somos Guajira’ se convirtió en la quinta fuerza política del departamento, eligiendo a la diputada Juana Gómez Bacci.

En lo que tiene que ver con las alcaldías, los grupos significativos de ciudadanos y coavalados con otros partidos obtuvieron las siguientes administraciones municipales: Bonifacio Henríquez Palmar con ‘Unidos por la transformación de Uribia’; Uriel Guerra Molina con ‘Urumita Gana’, y aquí encontramos que la segunda en votación fue Mary Luz Corrales Malagón con el movimiento ‘Somos Luz’; Carlos Alberto ‘Beto’ Barros Mattos llega con movimiento político ‘Villanueva Mía’, mientras que Hamilton García Peñaranda es elegido por el movimiento ‘Podemos’. Cabe indicar que Lorenzo Iguarán Solano fue la segunda votación del movimiento ‘Gente Pila’ en Barrancas.