Ciudadanos de las redes sociales

o mal uso de las redes sociales que en su presentación y consumo, confunde al desprevenido ciudadano al darle credibilidad o rechazar las publicaciones que se hagan. Digitalmente las redes sociales han reemplazado a los comités de aplausos, embaucadores e incendiarios de las campañas políticas que antes se tomaban los parques, las tertulias y se inmiscuían en los mentideros políticos para generar confusión en los candidatos que realmente llevaban ventajas sobre el otro.

Hoy el buen o mal uso de las redes sociales en las campañas políticas le han dado un vuelco a la masificación de mensajes que corresponden a la verdad o mentira en favor y/o en contra de los precandidatos o candidatos. En medio de la falta de enseñanza que aún tiene más de media humanidad para poder entender y darle credibilidad a los mensajes de las redes sociales, salen los lazarillos de los aspirantes en calidad de estrategas, políticos que injurian al contrario, incendian a los adeptos y confunden a los que están por definir a la hora de dar el voto.

Todo lo anterior nos conlleva a pensar que las segundas elecciones regionales que se realizan en Colombia con el esplendor de las redes sociales, requieren de quienes navegan a través del ‘Social Media’ que incluyen blogs, foros, marcadores, geolocalización, entre otros, tengan una preparación de ciudadano cibernético, sin importar el nivel de escolaridad, para luego entender el lenguaje de los ‘social networks’ o redes sociales, entre las que se encuentran WhatsApp, Facebook, Twitter e Instagram, entre otros, los cuales hacen parte de los medios que revolucionan a nuestra sociedad.

La debilidad que tenemos la mayoría de los ciudadanos en entender el lenguaje de las redes sociales y darle credibilidad a los mensajes masivos impregnado de verdades o mentiras en medio de las campañas políticas, es los que utilizan los estrategas de la politiquería para confundir al desprevenido ciudadano. De la debilidad cibernética que tengan los usuarios de las redes sociales en esta temporada, es en donde comienzan a proliferar las falsas encuestas que están haciendo recorrido en las redes sociales.

Las falsas encuestas que no cuentan con la técnica y el control del Consejo Nacional Electoral, buscan desinflar a quienes en verdad si cuentan con la intención de votos para llegar a las diferentes alcaldías y la Gobernación de La Guajira. Sobre todo que estas encuestas de escritorio, circulan por las redes sociales sin ningún control y tienen como fin subir a unos y bajar a otros, también buscan desinflar a quien verdaderamente cuenta con una intención de votos para llegar a las alcaldías y la Gobernación.