Claridades al contrato

La celebración de un convenio interadministrativo suscrito entre el Gobierno departamental y la empresa Nuevas Tecnologías de Innovación, Ingeniería y Telecomunicaciones NIU-Telco SAS, por valor de once mil 451 millones de pesos, para el fortalecimiento de las competencias comunicativas del idioma Inglés en los docentes y estudiantes, es sujeto de fuertes cuestionamientos por un error de transcripción que luego fue aclarado a través de una adenda modificatoria.

La situación merece que el gobernador encargado de La Guajira, Wilbert Hernández Sierra, entregue todas las explicaciones del caso a una comunidad que muestra su inconformidad por lo que consideran un escándalo.

Si bien poco a poco se maneja mayor información sobre la forma como se suscribió el convenio interadministrativo, corresponde que los funcionarios que manejan el área de contratación muestren un mayor cuidado para evitar un escándalo innecesario a una iniciativa que tiene un objetivo social muy claro pero que desafortunadamente ya está satanizada.

El tema amerita también la intervención de los órganos de control, como lo ha solicitado el propio gobernador para su tranquilidad, pero también para la comunidad en el entendido que el objetivo es que los niños de las instituciones oficiales de La Guajira también puedan manejar el inglés a través de los docentes que deben seguir en su proceso de formación.

Cabe aclarar que el convenio no ha terminado de formalizarse, por lo tanto se está a tiempo de analizar en detalle lo que ha sucedido, para determinar si se sigue con su trámite o no, recordando que el proyecto fue aprobado en un Ocad Regional con el visto bueno del Ministerio de Educación y Planeación Nacional, es decir, la iniciativa pasó todos los filtros.

Corresponde al gobernador encargado atender las alertas del tema, especialmente las que tienen que ver con la empresa contratante para evitarse en el futuro consecuencias que podrían ser lamentables con los entes de control.