Cuentas claras

La crisis económica de los hospitales de La Guajira, se agudiza y ya empezó a generar las primeras protestas de sus trabajadores, como el caso del centro asistencial San José de Maicao, quienes reclaman el pago de tres meses de salarios atrasados.

El gobernador encargado, José Jaime Vega Vence, anunció una mesa de trabajo con la Viceministra de Salud, María Andrea Godoy, con el objetivo de poner en blanco y negro la situación económica de cada hospital, para encontrar posibles soluciones a corto y mediano plazo.

Es necesario que en el encuentro se deje claro a cuánto ascienden las deudas de los hospitales con sus trabajadores, por qué concepto y cuántos recursos les deben de parte del Ministerio de Salud por la atención a la población migrante y las diferentes EPS, para encontrar la fórmula que permita que sigan brindando sus servicios a la comunidad.

En esta oportunidad, es clave que los gerentes de los hospitales hagan causa común en el cobro al Gobierno nacional por la atención a la población migrante, para que exijan su pronto pago toda vez que no pueden dejar de prestarles el servicio.

La situación es tan compleja, que por ejemplo el hospital de Manaure, también está atravesando por una difícil situación económica que no le permite estar al día con el pago a sus empleados, lo que los estaría llevando a acogerse a la Ley 550, para garantizar el servicio oportuno y eficiente a la comunidad.

Es decir, el encuentro con la viceministra de Salud, María Andrea Godoy, debe ser sincero y respetuoso, donde se pongan todas las fichas sobre la mesa, se analice detenidamente y sin pasiones cada situación para encontrar la solución y evitar que el sistema colapse en el departamento de La Guajira.

Los alcaldes también deben apropiarse de la situación de los hospitales, no pueden hacerse a un lado como si nada estuviera pasando, pues ellos también deben responder por la atención en salud a los habitantes de cada localidad.

Se requiere causa común entre todos los actores del sistema de salud de La Guajira, para encontrar de manera concertada solución a una crisis económica que podría en el corto plazo generar repercusiones más graves.