Cuentas claras

Al asumir Wilbert Hernández Sierra el cargo como gobernador encargado de La Guajira, le corresponde a Wilson Rojas Vanegas entregar cuantas claras a la comunidad de la gestión realizada en su periodo de gobierno.

Debe de manera detallada indicar en qué estado se encuentran los proyectos y convenios que se vienen ejecutando y la forma como se invierten los recursos económicos definidos para cada uno de ellos.

Esa información de primera mano, evita la desinformación por parte de quienes siempre intentan enlodar la imagen de un mandatario cuando hace entrega del cargo. La rendición pública de cuentas es una obligación del mandatario y en este caso le permite entregar información valiosa a quien llega a administrar los destinos de la península, para que pueda de manera inmediata seguir con la ejecución de las iniciativas y no verse inmerso en una parálisis innecesaria que nada bien le hace a un departamento que no encuentra el camino para salir de la crisis institucional y económica en que se encuentra. Es importante que el mandatario informe sobre el estado de los proyectos que viene trabajando para presentar en un próximo Ocad Regional, donde aspira se inviertan más de 200 mil millones de pesos para garantizar por ejemplo la gratuidad de la educación y el servicio de transporte escolar para este segundo semestre del año y el primero del 2020.

Se esperaría entonces que los secretarios de despacho cumplan con la información de sus sectoriales para que se construya ese documento final donde queden plasmados los logros y los pendientes.

Importante también que se le cuente a la comunidad el panorama financiero de la administración, que con cifra en mano se diga cómo se manejó el presupuesto, qué obligaciones quedan pendientes y cuáles serían las alternativas para superar esa crisis que no ha permitido inversiones en proyectos de impacto para beneficio de la comunidad que sigue reclamando unas mejores condiciones de vida.

Toda esa información que reciba el nuevo mandatario le ayudará para tomar las primeras decisiones y poder avanzar de manera más rápida en lo que ya se viene ejecutando, para así contrarrestar de alguna manera los pocos meses de gobierno que restan de este periodo.

En ese orden de ideas, los guajiros esperarían entonces el cumplimiento de las metas definidas en el Plan de Desarrollo ‘Por un nuevo tiempo’, que el exgobernador Wilmer González Brito trabajó de mano con la comunidad y fue aprobado por los señores diputados como una hoja de ruta para avanzar en el desarrollo social y económico de La Guajira.