Curazao nuevamente en nuestros planes

No es la primera vez que un alcalde de Riohacha se reúne con delegados de los gobiernos de las Islas del Caribe con el fin de afianzar las relaciones comerciales y trabajar de manera articulada los intereses comunes, hoy la administración del alcalde de Riohacha José Ramiro Bermúdez, no es la excepción para acordar este tipo de intercambio comercial que en esta oportunidad se reunió con la delegación de Curazao.

En muchas oportunidades han llegado y en otras somos nosotros los que hemos ido con el fin de afianzar los negocios con esos gobiernos, pero parece que lo pactado entre las partes se convierte en un acuerdo con vigencia que medio inician y mal terminan con cada alcalde o gobernador.

Históricamente ha existido un intercambio cultural y económico entre Riohacha y las Islas del Caribe que lleva impregnado el grado de familiaridad que ha existido entre muchos riohacheros y los países caribeños, sobretodo porque tenemos un aeropuerto internacional, materia prima que el turismo consume en esas Islas y la cercanía de La Guajira con esos países, vía marítima.

Sabemos que para consolidar unas relaciones comerciales se tienen que agotar unos procedimientos administrativos, pero quienes le hemos hecho seguimiento al proceso, encontramos que el discurso es el mismo y nada que se materializan los negocios, aunque hemos exportado nuestra despensa agrícola, cárnica y pesquera que al llegar al país de destino nos hace desprender lágrimas de felicidad, pero todo termina allí y no hay un segundo y mucho menos un tercer envío.

 Nos parece importante que lo que se busca en este acuerdo es retomar las exportaciones de productos agrícolas y cárnicos al país caribeño, pero la percepción que tienen los agricultores en cuanto a la producción no es nada halagüeño, claro, muy diferente son las estadísticas que manejan las agremiaciones del país y otra cosa es la realidad productiva que tiene el campo de Riohacha y el resto del Departamento, pero lo importante del asunto es que estamos apetecido por la oferta y la demanda anunciada por Curazao, y bajo ese anuncio nos preocupa la baja producción agrícola en el corredor de la Troncal del Caribe que tiene Riohacha en donde son muchos los factores que inciden entre la percepción con la realidad productiva, versus, las estadísticas que el gobierno y los gremios manejan.

En La Guajira contamos con un inmenso mar y  unos vecinos como Aruba y Curazao que requieren comprar nuestra producción agrícola y cárnica, pero el mensaje que encontramos es que no tenemos la capacidad para satisfacer las necesidades de los mercados en los países vecinos, sobre todo que no somos capaces de producir lo que consumimos, pero me alegra que exista un criterio del alcalde de Riohacha al promover el fortalecimiento del campo, incentivando las exportaciones de productos de alta calidad que se cultivan en nuestra región.