Desobediencia ciudadana

Las decisiones que implementan las autoridades territoriales para evitar la propagación del Covid-19 en La Guajira, contrasta con el alto nivel de desobediencia por parte de la ciudadanía.

Cada semana se expide un nuevo decreto por parte de los alcaldes, en esa lucha permanente por evitar el contagio en sus localidades, pero los ciudadanos parecen no entender la magnitud de la enfermedad y la retan sin ningún tipo de remordimiento.

Se entiende que no es fácil cumplir con unas medidas extremas a las que no se está acostumbrado, pero resulta que lo que está en juego es la vida, razón suficiente para entender lo delicado del tema.

Las administraciones han implementado una serie de medidas que pretenden que el ciudadano pueda movilizarse a lo necesario como el pico y cédula, además de recordarles la distancia social, el lavado de manos y el uso del tapabocas.

Si la ciudadanía no toma conciencia que se está frente a un virus que te puede llevar a la muerte, será muy difícil evitar que se propague, de allí el llamado a que piensen también en sus familias como un estímulo para que asuman una actitud propositiva frente a una enfermedad extraña que llegó de repente que solo se puede vencer en la medida que se cumpla con las recomendaciones implementadas por el Ministerio de Salud y Protección social.

La vida no puede estar por encima de las emociones y las pasiones, esa que llevan en algún momento a retar el cuido que se debe tener ante un virus letal como la Covid-19.

La tarea es de todos, si realmente se busca frenar ese virus, que en el caso de La Guajira ya cobró la vida de cinco personas, con los mayores casos positivos en Maicao con 31 y Riohacha con 13.

Es hora de remar hacia el mismo lado, hacer causa común para vencer el coronavirus para que entonces, de manera paulatina, se pueda reactivar la economía.

Por ahora solo las medidas de prevención ayudan a vencer el extraño virus, porque como muy bien lo afirma la Organización Mundial de la Salud hasta el momento ningún medicamente ha demostrado prevenir o curar esa enfermedad, además que recomiendan no automedicarse con ningún fármaco, incluidos los antibióticos.