Día mundial de la libertad de prensa

El pasado tres de mayo se celebró por parte de los periodistas y la Organización de las Naciones Unidas, el ‘Día mundial de la libertad de prensa’, fecha que fue proclamada por la ONU en 1993, en cumplimiento a la recomendación hecha por la Conferencia General de 1991 y como respuesta al llamamiento de los periodistas africanos que ese año elaboraron la histórica Declaración de pluralismo e independencia en los medios de comunicación. 

Es cierto que desde hace muchos años, el llamado “pluralismo e independencia” en el periodismo, se ha convertido en una lucha tripartita entre la sociedad del común que lo reclama, quienes no hacen parte del medio al que maternizan de publicidad oficial y quienes tienen la dependencia de una fuente de financiamiento oficial, sector empresarial o empresa política. Está demostrado que el medio que no viva de la publicidad en general y si sobrevive, tiene que tener una fuente de financiación cuyos financiadores deben tener en el fondo un interés. Y es que la llamada ‘independencia’ de los medios no deja de ser el cuento del ‘gallo capón’, de un saludo a la bandera o de una masturbación de quienes de los dientes para afuera defienden esta tesis, simplemente porque los medios que han nacido con el rótulo de independiente mueren de la misma forma en que fueron creados y quienes logran sobrevivir, terminan siendo dependientes, así sea del financiamiento de los sectores de izquierda que son los que tienen en la mente este humo alucinante. 

Nosotros en Diario del Norte hemos contado con la bendición de Dios de tener el apoyo de la publicidad privada y muy poco de la oficial, pero cualquiera que sea, no nos hace dependiente de la empresa o entidad que hace sus publicaciones, simplemente porque hemos dejado claro que no pignoramos nuestro pensamiento ni el derecho a la crítica que como periodistas tenemos.

Hoy llámese dependiente e independiente, existe en la actualidad una realidad que los medios de comunicación tradicionales en el mundo se encuentran atravesando una fuerte crisis económica y Colombia no es la excepción, pero existen alternativas evolutivas con base al internet que nos obliga a implementar las estrategias a los nuevos consumidores de contenidos y publicidad. Las emisoras, los periódicos y los programas de televisión que no evolucionan o no presenten a sus oyentes, lectores o televidentes una nueva alternativa, suelen caer en una crisis económica. Para el caso de La Guajira, la situación es más crítica que en otros lugares del país debido a inestabilidad política administrativa y la grave situación económica por la que atraviesan muchas empresas privadas, todo esto, viene afectando el sostenimiento del medio tradicional o moderno. 

Cualquiera que sea el apelativo o rótulo que usted le ponga al periodismo pluralista, independiente o dependiente, nosotros celebramos el ‘Día mundial de la libertad de prensa’.