El dengue

Riohacha es una ciudad endémica para dengue, un problema de salud que está afectando a los ciudadanos y que ya prendió las alarmas en la Administración Distrital. 

Las cifras que maneja el Sistema de Vigilancia Nacional –Sivigila–, da cuenta que a la fecha de este 2021, se han presentado 59 casos de dengue y 11 de dengue grave, además de un menor de edad fallecido residente en el área urbana y dos posibles casos aún por confirmar. 

La situación que se atiende por parte de la administración Distrital genera preocupación especialmente en las comunidades vulnerables por las condiciones en que viven, pero también en otros sectores susceptibles a la presencia del mosquito Aedes aegypti. 

Para evitar que la enfermedad se propague se requiere de manera urgente que desde la Secretaría de Salud Distrital y la departamental, se concreten esfuerzos desde sus competencias para implementar acciones de la mano de la comunidad. 

Es necesario estar más cerca de la gente, e informarles por los diversos canales cómo evitar que el mosquito haga de las suyas, es un trabajo de doble vía que debe ser liderado desde ambas secretarías. 

La entrega de información a la comunidad es clave, para que logren seguir las recomendaciones de las autoridades de salud y poder salirle al quite a la picadura del Aedes aegypti.

En esta situación de salud, es fundamental que las familias comprendan la necesidad de eliminar los mosquitos por lo que la Organización Mundial de la Salud, recomienda evitar la recolección de agua en recipientes al aire libre (macetas, botellas u otros recipientes que puedan recolectar agua) para que no se conviertan en focos de reproducción; cubrir adecuadamente los tanques y depósitos de agua, evitar acumular basuras y colocarla en bolsas de plástico cerradas.

La misma organización precisa que el dengue se transmite a través de la picadura de un mosquito infectado.

Es una enfermedad que afecta a personas de todas las edades, con síntomas que varían entre una fiebre leve a una fiebre incapacitante, acompañada de dolor intenso de cabeza, dolor detrás de los ojos, dolor en músculos y articulaciones, y eritema. 

La enfermedad puede progresar a formas graves, caracterizada principalmente por choque, dificultad respiratoria y/o daño grave de órganos.