El legado electoral de los exalcaldes

Los habitantes de cada uno de los municipios de La Guajira decidieron elegir a los candidatos que iban avalados por los alcaldes salientes y en la que nosotros hemos establecido como administraciones pésimas, regulares y buenas. Y es lógico, donde hubo una pésima administración, los candidatos refrendados por los exmandatarios se ahogaron, castigando en las urnas a esos malos gobiernos.

Al grupo de pésimas administraciones municipales lo encabeza el exalcalde de Uribia, Luis Enrique Solano Redondo, quien luego de haber ganado la elección decidió trasladar su residencia para Riohacha, haciendo poca presencia en la Alcaldía y actos públicos. El ‘Negrito’ Solano, como se le conoce al exalcalde de Uribia, es hijo de Cielo Redondo Mindiola, una líder política de la Alta Guajira, propia de un imperio político en la zona.

El derrumbe político de Cielo Redondo fue provocado por la pésima administración de su hijo y los votantes decidieron irse en contra de ella, eligiendo a Bonifacio Henríquez Palmar, desertor de esa cantera política.

En el grupo de pésimas administraciones le sigue el exalcalde de San Juan del Cesar, Luis Manuel Daza Mendoza, quien se destacó por su afición a las peleas de gallo y en la que se le criticaba que no asistía a reuniones para direccionar proyectos en bien de la comunidad.

En San Juan del Cesar el candidato que tenía Luis Manuel Daza Mendoza sufrió una aplastante derrota electoral, resultando ganador del debate Álvaro José Díaz Guerra. Cierra este grupo Aldemar ‘Papi’ Ibarra Mejía, exalcalde de Manaure, quien pierde la Alcaldía al imponerse Juan José Robles Julio.

Del grupo de los exalcaldes, cuyas administraciones fueron calificadas de regulares hasta el 31 de diciembre de 2019, pero que sus candidatos no fueron elegidos están: Luis Alberto ‘Beto’ Baquero de Villanueva, quien pierde respaldando a Diego Alberto Baquero Altamar; Jorge Cerchiaro de Barrancas, pierde respaldando a Lorenzo Javier Iguarán Solano y José Carlos Molina de Maicao, pierde con el candidato Olver Gregorio Choles Magdaniel.

Los exalcaldes regulares que ganaron la elección son: Rafael Ángel Ojeda Brito de Hatonuevo, y gana con Luis Arturo Palmezano Rivero; Juan Carlos Suaza de Riohacha gana con José Ramiro Bermúdez Cotes; y Bienvenido Mejía de Dibulla gana con Marlon Amaya.

En el grupo de las buenas administraciones están los hoy exalcaldes que recibieron en las urnas la ratificación de la comunidad.

Partiendo de Sur a Norte, encontramos en La Jagua del Pilar a José Amiro Morón, quien respaldó a Waldin Soto Durán; Urumita con Giovanny Ramos eligió a Uriel Guerra Molina; María Isabel Zabaleta en El Molino eligió a Juan Pablo Vega Escobar; a Pedro Guerra de Distracción, Yesid José Peralta Suárez; a Misael Velásquez Granadillo de Fonseca le eligieron a Hamilton García y a Pablo Parra de Albania le eligieron a Néstor Alfonso Sáenz González.