El mensaje de los jóvenes guajiros

Las recientes movilizaciones en La Guajira, protagonizadas por los jóvenes están dejando mensajes muy claros a la dirigencia política del Departamento que muy seguramente se reflejará en los resultados de las próximas elecciones al Senado y Cámara, pero especialmente en las regionales para Gobernación, Alcaldías, Asambleas y Concejos.

Los jóvenes se hicieron escuchar sin necesidad de actos vandálicos, exigiendo la renuncia del presidente Iván Duque Márquez y de los senadores.

Las voces expresas en mensajes, dejan claro que esta generación de las redes sociales, está tomando conciencia de la participación ciudadana, y se están preparando internamente para lo que podría deparar el futuro si este gobierno se rehúsa a escuchar a la gente.

El llamado entonces a las autoridades de La Guajira, para que empiecen a promover espacios de diálogos con los chicos sobre los diferentes problemas que persisten en el Departamento, como la falta de agua, mala calidad educativa la muerte de los niños wayuú por desnutrición, la falta de recursos para trabajar alrededor de la cultura y el deporte, a lo que se suma la falta de empleo y la pobreza.

Son tantos los problemas que afectan el diario vivir de los guajiros, que no les permiten mejorar su nivel de vida. Sería entonces interesante escuchar otras voces, esas que han venido caminando en la inconformidad, para saber qué pueden aportar para encontrar la forma de poder avanzar de manera concreta en las soluciones.

Los jóvenes son el presente y el futuro de La Guajira, ellos tienen mucho que aportar, es necesario buscarlos, encontrarlos permitirles que participen de las iniciativas que se manejan al interior de las administraciones lejos de las simpatías políticas, es necesario que se aprenda a escuchar en medio de la diferencia.

Los jóvenes seguirán participando de las movilizaciones, de manera pacífica como lo han demostrado hasta el momento porque lo que está en juego es su futuro, ellos merecen una mejor calidad de vida, merecen una mejor guajira, merecen gozar de agua potable las 24 horas los siete días a la semana, merecen estudiar de manera gratuita, y merecen expresarse libremente bajo el respeto por el otro.