El millonario proyecto

Dieciocho mil setecientos cincuenta y seis millones de pesos, es el valor del proyecto ‘Implementación de una estrategia de apropiación social del conocimiento para el fomento de una cultura en Ciencia y Tecnología con enfoque productivo y valoración de la riqueza ancestral en el departamento de La Guajira’, que genera una serie de suspicacias por la manera como se aprobó en un Ocad de Ciencia y Tecnología, el pasado 31 de diciembre de 2019, de manera virtual.

Esta nueva iniciativa, hace recordar otros dos proyectos de Ciencia y Tecnología, que fueron aprobados y que tienen enredados con la justicia a dos exgobernadores de La Guajira.

El tema no pasó desapercibido para el gobernador de La Guajira, Nemesio Roys Garzón, quien formalmente solicitó al Gobierno nacional se desapruebe, argumentando que existen elementos suficientes que cuestionan la pertinencia del proyecto por sus problemas de calidad y planeación que causarían un alto detrimento patrimonial al Departamento.

Esas y otras consideraciones de peso, son argumentos que se consideran válidos para que el mandatario de los guajiros esté solicitando que se desapruebe el proyecto, toda vez que se trata de millonarios recursos que podrían ser invertidos en satisfacer otras necesidades básicas insatisfechas de las comunidades a través de la tecnología.

Esta solicitud del mandatario, requiere del apoyo ciudadano, pero también de los 15 alcaldes para generar esa fuerza que se necesita en aras de una respuesta positiva por parte del gobierno departamental.

Es importante también, saber quién presentó el proyecto, desde qué tiempo se venía trabajando, además en lenguaje claro se informe qué es lo que se pretende trabajar y cómo, porque indica la lógica que es una iniciativa que al menos debió socializarse en la región.

No se puede olvidar que mientras se plantea invertir más de 18 mil millones de pesos en un proyecto de Ciencia y Tecnología que eventualmente debe ser una iniciativa importante, contrasta con el 65.23 % de necesidades básicas insatisfechas de la población de La Guajira.