El ‘Mundo de ilusiones’ de Rafael Orozco

Nos salimos del contexto formal de observar la situación del Departamento y haciendo un alto en el camino, nos detenemos para darle una mirada a las enseñanzas de organización que nos dejó el cantante de música vallenata Rafael Orozco, quien al lado de Israel Romero conformaron la agrupación del Binomio de Oro. Resaltando en ‘Rafa’ lo positivo de su vida en los escenarios al lado de quien fuera su compañero de fórmula, ‘El pollo Irra’, un guajiro ejemplar que a través de la digitación del acordeón ha dejado en alto a nuestro departamento en los diferentes países del mundo; un villanuevero que le puso la plana en la organización y seriedad a los desorganizados conjuntos vallenatos que irrumpían en 1976 con su vestuario y su aspecto físico no acorde a las exigencias del público que lo aclamaban por sus canciones.

Ayer 11 de junio el mundo recordó los 28 años de la partida a la eternidad de Rafael Orozco, un hombre de aspecto elegante, cuidadoso, de buenos modales, apuesto entre los cofrades del canto vallenato, distinguido por su delicado canto y una exquisita educación que vino de cuna, aunque no haya terminado los semestres de Administración de Empresas que cursó en la Universidad Autónoma de Barranquilla. ‘Rafa’ logró dos grandes matrimonios con guajiros. El primero bajo el sacramento de la iglesia Católica formalizado ante Dios con Clara Elena Cabello, esa mujer urumitera de intachable conducta sin ningún reproche ante la sociedad por su incólume comportamiento que ha honrado la memoria de Rafael Orozco. Y el segundo es el matrimonio musical con el villanuevero Israel Romero Ospino, el gentleman de los escenarios, esa persona que por su nobleza y distinción siempre tiene para sus amigos una voz de aliento, una sonrisa y un buen consejo. Eso significa que el ídolo Rafael Orozco tanto en el matrimonio católico así como en el musical, tuvo de destino a La Guajira para poder formalizar sus dos grandes uniones.

Acudiendo a las figuras de pensamiento basado entre el lenguaje de la metonimia, vamos a conjugar con los títulos de algunas de las canciones que fueron grabadas por Rafael Orozco con el acompañamiento de Israel Romero, bajo el esquema del ‘Amor profundo’ que le condujo al ‘Eterno enamorado’ los mejores ‘Momentos de amor’, a los ‘Sueños de conquista’ y lo que es ‘Bonito el amor’ que bajo la gravedad del ‘Juramento’, ese enamorado ‘De rodillas’ le dijo a su ‘Enamorada’: ‘Sabes que te quiero mucho’ y ‘Sólo con una palabra’ te digo que soy ‘Solo para ti’.

‘Pensándolo bien’, Israel Romero es el ‘El pollo negro’ que al lado de Rafael Orozco hicieron ‘La pareja ideal’, ‘Complaciendo a mi gente’ con ‘Las coplas del Binomio’, mientras que por el otro lado, ‘Rafa’ se convirtió en ‘El conquistador’ que jamás dejó de ‘Estar enamorado’ en su ‘Mundo de ilusiones’.