El nuevo gobernador

Se acabó la incertidumbre política en el departamento de La Guajira luego que el presidente Iván Duque escogiera de la terna el nombre de Wilbert Hernández Sierra como el gobernador que termine el periodo constitucional accidentado que se inició con la elección de Oneida Pinto Pérez, quien por problemas judiciales fue separada del cargo y luego se hicieron las elecciones atípicas, eligiendo a Wilmer González Brito, quien también fue desprendido del cargo por problemas judiciales, más concretamente por corrupción al elector.

A priori es imposible indicar que Wilbert lo hará bien o lo hará mal, sin embargo al gobernador designado le espera una serie de problemas con la educación, especialmente la terminación del contrato de transporte a los estudiantes que llegó hasta el 30 de mayo del presente año y la deuda de la Gobernación con la Universidad de La Guajira, quienes exigen el subsidio a la educación superior y el pago a la planta de profesores, pero Wilbert una vez se posesionó le correspondió ponerse las botas para ir a darle frente a la ola invernal que comenzó a azotar al Departamento desde el día de su posesión.

En La Guajira tal vez nos acostumbramos al trabajo persistente de Wilson Rojas, quien ha tomado toda la experiencia en la decena de veces que ha llegado a la Gobernación como secretario de Gobierno y como gobernador (e) en varias oportunidades, ahora lo que viene es un nuevo oleaje de nombramientos y posesiones en el palacio de la Marina, en donde Wilbert tendrá que hacer uso de un nuevo equipo de trabajo es incluir a quienes conocen los intríngulis de la Gobernación, aunque muchas veces le escuchamos decir a Wilson Rojas que el equipo que tenía no trabajaba al ritmo que él quería y por eso era que Wilson Rojas figuraba en todas las actividades.

Lo cierto es que en la Gobernación de La Guajira muchos secretarios pasaron por el cargo con más pena que con gloria, debido a que la gestión de muchos de ellos jamás se notó, no se escuchó y tampoco se les conoció resultados. Creemos que Wilbert debe montar en la Gobernación un equipo más técnico que le permita a su administración durante los 6 meses que le restan del presente periodo constitucional lograr una excelente administración para que quede en la historia.

Una vez se comiencen a conocer las caras del equipo que trabajará de la mano con Wilbert Hernández, podemos ir descifrando la calidad de la administración del gobernador designado, a quien le recomendamos trabajar con un equipo técnico y no político. Con tantos altibajos que se han presentado en la Gobernación de La Guajira, creemos que los nuevos secretarios deben ser personas que tengan el talante de sacar adelante a un Departamento que ha sufrido todos los avatares de la política y de la justicia colombiana.