Elecciones atípicas

El municipio de Fonseca, se encuentra en modo elecciones atípicas, para elegir a su nuevo alcalde el próximo primero de agosto de este 2021.

Por el momento, tres candidatos siguen con sus aspiraciones para llegar a ocupar el primer cargo del municipio, en un ambiente de relativa tranquilidad. 

Una mujer y dos hombres decidieron poner sus nombres a consideración del electorado, a quienes les asiste la inmensa responsabilidad de estudiar detenidamente las hojas de vida, sus propuestas pero especialmente tener la certeza que son ciudadanos transparentes y responsables en cada actuar. 

Otro elemento que deben considerar los electores, tiene que ver con la procedencia de los recursos para financiar las campañas, puesto que entre menos se invierta, las posibilidades de devolver esos favores con la contratación es mínima.

El llamado a los ciudadanos es a ejercer un voto consciente, consecuente con la realidad del municipio, por eso es importante que se tomen su tiempo para tener la claridad de qué representan y qué proponen los candidatos que decidieron a aspirar para llegar a la Alcaldía. 

No es tarea fácil, pero en estas nuevas circunstancias en que se mueve el país, las decisiones para ejercer el derecho al voto deben ser libres, sin miedos, sin ataques, siempre pensando en elegir a quien pueda ejercer un liderazgo sin ataduras, sin tener que rendir cuentas a financiadores de campañas. 

El llamado también al alcalde en calidad de encargado, para que sea garante de todos los candidatos, y evite ejercer presiones indebidas sobre los funcionarios y los contratistas de la administración para inclinar la balanza.

Debe también primar el respeto entre las campañas, porque se trata de una actividad democrática donde está en juego el bienestar de todos aquellos que hoy residen en Fonseca. Por el corto tiempo, y por el virus del Covid-19 que no permite los encuentros masivos, los candidatos deben hacer buen uso de las herramientas que brindan los medios de comunicación y la tecnología para que en un lenguaje amable y sin mentiras, le cuenten a la comunidad los pilares de sus programas de gobierno.