Encuentro presidencial

En próximos días se tiene previsto un encuentro del presidente de la República, Iván Duque Márquez, con el gobernador de La Guajira, Nemesio Roys Garzón, gracias a la gestión del representante a la Cámara, Alfredo Deluque Zuleta.

Los guajiros confían en el buen criterio del gobernador para poner en blanco y negro todos los problemas sociales que agobian a la comunidad, que no les permite gozar de una mejor calidad de vida.

La falta de agua potable, el desabastecimiento de gasolina cada fin de mes, el desempleo, la crisis económica de la Universidad de La Guajira, crisis alimentaria, falta de infraestructura para trabajar el turismo y otros, hacen parte de esa larga lista de problemas que siguen sin resolverse en el Departamento y que necesariamente el mandatario de los guajiros debe poner de presente al presidente de la República.

Los graves problemas de La Guajira requieren de soluciones de fondo pero también que la comunidad y la dirigencia rodeen al gobernador para que el Gobierno nacional entienda que se requiere de su concurso para salir de la encrucijada.

Este no puede ser el encuentro de los de siempre, debe generar respuestas concretas que se traducen en inyección económica para la región que busca despegar en su desarrollo económico y social.

Papel importante juegan en esta reunión los dos representantes a la Cámara, Alfredo Deluque Zuleta y María Cristina Soto, para que muestren esa fuerza parlamentaria y exijan del Gobierno nacional todo su concurso para que La Guajira logre salir de la crisis social en que se encuentra desde hace ya muchos años.

Los guajiros siguen esperanzados en la gestión del gobernador Nemesio Roys Garzón, en este nuevo periodo de gobierno, para lograr ese cambio que se ha propuesto pero que sólo será posible si se trabaja en unidad y remando todos hacia un mismo lado.

El cambio es la apuesta del gobernador de los guajiros y el presidente de la República es pieza fundamental para el logro de ese propósito, por eso las esperanzas en ese nuevo encuentro, que será clave para que el Departamento finalmente despegue y los guajiros puedan por fin mejorar sus condiciones de vida.