Entre el florero de Llorente y la reforma de Carrasquilla

Se conmemoró en el país el Día de la Independencia, fecha en que se rememoró aquel momento histórico para Colombia que finalizó con la firma del Acta de la Revolución en 1810.

A 211 años de haberse producido la independencia nacional y en el marco de la fiesta de nuestra patria, estamos dependiendo del temor producido por el Covid-19, del cual los acostumbrados a los actos patrióticos en diferentes regiones del país no se pudo adelantar evitando la contaminación del virus, pero adicional a ello, los colombianos pasamos el 20 de julio sumidos en el miedo que transmitieron las autoridades ante las amenazas de las manifestaciones que podrían desencadenar protesta en contra el Gobierno de Iván Duque.

 Lo paradójico del asunto, es que en aquel 20 de julio de 1810, cuando según la historia de Colombia, nos quitamos las cadenas del dominio español y los ciudadanos de esa época se levantaron en contra del imperio, comenzamos en nuestro país el proceso de independencia que, según narran los historiadores, terminó el 7 de agosto de 1819 con la Batalla de Boyacá. 

Ayer cuando cumplimos 211 años de libertad, muchos colombianos izamos nuestro tricolor con un poco de temor y presos en nuestros hogares, debido a que según las autoridades, en cualquier momento un grupo de manifestantes podrían protagonizar una reyerta, no ocasionada por la negociación del florero entre José González Llorente y Luis de Rubio, sino por las secuelas que ha dejado la Reforma Tributaria presentada en su momento por el ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, que luego de los desmanes que se presentaron, aún persisten pequeños disturbios

 Siempre lo hemos dicho, la historia se repite en cualquier manifestación, con diferentes personajes, en hechos similares, pero anexándole ingredientes modernos.

En el momento memorable de hace 211 años lo originó la negativa del préstamo del florero de Llorente, caldeándose los ánimos del pueblo en contra de los españoles. En la actualidad existe una manifestación de inconformidad que nació con la famosa Reforma Tributaria de Carrasquilla, quien también caldeó los ánimos de los colombianos con secuelas al 20 de julio de 2021 y que esperamos que todo termine antes del 7 de agosto del presente año.

Si llegáramos a comparar entre lo que ocurrió el 20 de julio de 1810 y lo que se viene fraguando antes del 20 de julio de 2021, podemos decir que hace 211 años el florero de Llorente lo utilizaron como una ocasión para caldear los ánimos del pueblo en contra de los españoles. Sin embrago, a 211 años la Reforma Tributaria de Alberto Carrasquilla, también caldeó los ánimos del pueblo en contra Iván Duque.