Estatuto Temporal de Protección

Nuevas familias siguen llegando al departamento de La Guajira, provenientes de Venezuela, huyendo de la crisis social y económica que se vive en su país.

Estas familias llegan buscando trabajo para poder sobrevivir en medio de las dificultades propias de un departamento con altos niveles de pobreza, serias dificultades en la prestación de los servicios públicos, como también en la educación y salud.

Sin embargo, todos ellos merecen poder disfrutar también de lo que gozan las familias propias de este Departamento, razón por la cual es urgente que las autoridades territoriales busquen soluciones integrales a las distintas dificultades, es decir contarlos porque ya cada uno de ellos se integró al territorio.

En razón de ello, se requiere que desde ya el Gobierno departamental y los entes territoriales tengan definido la forma como estarán atendiendo a las familias extranjeras cuando el Gobierno Nacional implemente el Estatuto Temporal de Protección que fue adoptado el pasado 1 de marzo a través de un decreto firmado por el presidente de Colombia y que tiene como objetivo regularizar a más de 1,7 millones de ciudadanos venezolanos que se encuentran en el país.

El Gobierno Nacional anunció que este 5 de mayo inicia el proceso de registro en línea de migrantes venezolanos para el Estatuto Temporal de Protección. 

En razón de ello, es necesario entonces que las autoridades en La Guajira definan una hoja de ruta para atender los requerimientos de los ciudadanos venezolanos que cumplan con los requisitos para acogerse al estatuto temporal de protección, que busca proteger a la población migrante que se encuentra actualmente en condiciones de irregularidad.

En La Guajira, se da cuenta de la presencia de más de 150 mil ciudadanos venezolanos, quienes la gran mayoría le están apostando a quedarse a vivir en el Departamento, razón por la cual las autoridades deben velar para que se les garantice que se acojan al Estatuto para lo cual es necesario brindarles toda la información requerida. 

El objetivo del Estatuto Temporal de Protección, es permitir el tránsito de los migrantes venezolanos que se encuentran en el país de régimen de protección temporal a uno migratorio ordinario, es decir, que los migrantes venezolanos que se acojan a la medida tendrán un lapso de 10 años para adquirir una visa de residentes. 

Esta medida busca estimular el tránsito al régimen migratorio ordinario y disminuir las cifras de migración irregular actuales y futuras.