Eventos masivos en Fonseca

Este primero de agosto, los habitantes de Fonseca regresarían a las urnas para elegir a quien iba a ser el nuevo alcalde, en reemplazo de Hamilton García, en el desarrollo de unas elecciones atípicas que se cancelaron ayer y que estuvieron marcadas por el jolgorio de las campañas y por una administración que sin consideración alguna, concedió permisos para eventos masivos a pesar de que el Covid-19 sigue rondando y causando muertes.

La decisión de la administración municipal de permitir eventos masivos, a pesar del llamado de la Procuraduría, no deja de llamar la atención, razón por la cual se espera que se avance con la acción preventiva para determinar exactamente la actuación del alcalde encargado.

Es de conocimiento que desde el propio Ministerio de Salud, se sigue advirtiendo y exigiendo a la comunidad que cumpla con las medidas de bioseguridad para evitar el contagio, como el uso del tapaboca, el lavado de manos, el distanciamiento social y evitar las aglomeraciones.

En este caso, el alcalde encargado de la localidad, Enrique Luis Fonseca Pitre, actuó en contravía y expuso a la población a un posible contagio.

En los registros fotográficos se muestra claramente la cantidad de simpatizantes en las dos campañas que estaban en contienda, quienes expusieron su salud y de alguna manera también la de sus familias.

Resulta cuestionable que la primera autoridad de Fonseca en calidad de encargado, haya cedido a unas solicitudes de las campañas, quienes en ese afán de protagonismo decidieron dejarse llevar por la emoción y no por la sensatez.

Se esperaría entonces, que el personero de la localidad entregue la información solicitada por el procurador Regional de La Guajira, Alfredo Moisés Ropaín, en el seguimiento a los cierres de campaña el pasado sábado 24 de julio, que le permita continuar con la investigación y genere el resultado para tener claridad si el alcalde actuó correctamente.