Gratuidad de la educación

En una sabia decisión, el gobernador de La Guajira, Wilbert Hernández Sierra, retiró el proyecto sobre gratuidad a la educación que presentó en el pasado Ocad Regional en la ciudad de Valledupar, al entender que no contaría con los votos necesarios para su aprobación.

El proyecto denominado Fortalecimiento del Fonedug, para dar continuidad a la política general de ayudas y beneficios en la financiación de matrículas del nivel terciario de educación a la población con necesidades educativas diversas en el departamento de La Guajira, no cuenta con el aval del Ministerio de Educación, lo que dificulta de alguna manera su aprobación.

Así las cosas, se requiere que en esa mesa técnica que se pretende desarrollar, el gobernador encargado asuma una buena defensa de la iniciativa para que los funcionarios del Ministerio puedan avalarla, toda vez que lo que se está pretendiendo es elevar las tasas de acceso, permanencia y graduación de los jóvenes que egresan del bachillerato.

La iniciativa beneficia a los estudiantes de la Universidad de La Guajira, Pamplona, Antonio Nariño, Unad, Infotep, además de las escuelas normales en su ciclo de formación complementaria, San Juan del Cesar y ENS indígena de Uribia.

Son once años de aplicación de la gratuidad de la educación en La Guajira, a través de las ordenanzas 214 de 2007 y 232 de 2008, beneficiando al momento a una población de 163 mil 163 guajiros, entre indígenas, afrodescendientes bachilleres de IE de La Guajira, bachiller en condición de discapacidad, bachiller guajiro y población en desplazamiento forzado.

Por donde se analice, es necesario darle continuidad al programa de gratuidad de la educación porque realmente está beneficiando a una población de jóvenes que desea seguir formándose y que lamentablemente sus padres no cuentan con los recursos económicos para garantizarle sus estudios en universidades privadas.

Gobernador, usted tiene la palabra y una inmensa responsabilidad para que al presentar nuevamente el proyecto ante el Ocad Regional, cuente con los votos necesarios para lograr que le sea aprobado, de allí que antes es primordial lograr el apoyo del Ministerio de Educación para evitar nuevos contratiempos que generan cierta incertidumbre en la comunidad.