Inundaciones repetitivas

Las recientes lluvias que dejaron como resultado la inundación de más de 33 barrios de la ciudad de Riohacha, volvió a dejar claro la necesidad urgente de un sistema de alcantarillado pluvial.

Las inundaciones se volvieron a presentar en los sectores de siempre, dejando nuevamente a muchas familias damnificadas y otras afectadas, demostrando el poco interés de las administraciones para buscar solución a tamaño problema en una ciudad calificada de turística y cultural de acuerdo a su nueva condición.

Esta situación, que seguirá repetitiva en la capital de La Guajira, requiere que además de la ayuda humanitaria a las familias afectadas y damnificadas, la administración distrital retome el proyecto del plan maestro de alcantarillado pluvial que se venía trabajando, y que se encuentra paralizado.

De ese plan maestro, solo se han construido unos 20 kilómetros de una necesidad de 40, es decir solo se cuenta con una cobertura del 50%.

El alcantarillado pluvial, se define como un sistema de tuberías, sumideros e instalaciones que permiten la rápida evacuación de las aguas lluvias para evitar daños tales como inundaciones de las zonas urbanas.

Adicionalmente, colapsó el sistema de alcantarillado sanitario por la cantidad de sólidos y arena, el cual requiere también de una inversión de 45 mil millones de pesos, para invertir en la Comuna 10, y así poder garantizar un 100 % de ese servicio, que hoy es de un 82%.

Es importante entonces, que el alcalde Juan Carlos Suaza Movil trabaje algunas acciones para seguir con la ejecución de las obras que tienen que ver con el alcantarillado pluvial, para que la ciudad en un corto plazo cuente con ese servicio que es prioritario para evitar nuevas inundaciones para la época de invierno.

La ciudad debe tener definidos todos sus servicios públicos, como garantía para que la inversión privada siga llegando, y le permita avanzar en su desarrollo social y económico que se debe traducir en una mejor calidad de vida para la comunidad.