La alerta del procurador General

En buen momento el procurador General de la Nación, activó la alerta roja para el departamento de La Guajira, por el aumento de los casos de Covid-19 y la poca capacidad instalada de unidades de cuidados intensivos para atender pacientes afectados por el virus.

El llamado del representante del Ministerio Público al Gobierno nacional para que ponga atención al Departamento, es una clara muestra que se deben activar todas las rutas y endurecer las medidas para evitar que el virus se siga propagando.

El procurador General fue insistente en el llamado, argumentando que en La Guajira no se ha dado un plan de expansión hospitalaria, no se cuenta con un plan de contingencia para atender a los pacientes Covid-19, los médicos siguen sin vinculaciones laborales, no hay insumos médicos y los elementos de bioseguridad escasamente están llegando, es decir, el panorama no puede ser más desalentador.

Ante esa triste realidad advertida por el procurador General de la Nación, Fernando Carrillo, le corresponde al gobernador Nemesio Roys Garzón, liderar toda una cruzada para lograr que los hospitales realmente cuenten con la capacidad suficiente para atender a los pacientes que lleguen por asociación a Covid-19 y que las unidades de cuidados intensivos existente en clínicas privadas y en los hospitales de Riohacha, Maicao y San Juan realmente cuenten con las suficientes camas y ventiladores para actuar ante cualquier contingencia.

La Guajira debe prepararse porque los números no mienten y las estadísticas indican sobre el aumento de casos especialmente en los municipios de Maicao, Riohacha, Uribia, Barrancas y Dibulla, a lo que no escapan las otras localidades como una muestra de lo delicado del tema El Gobierno nacional devolvió las competencias del sector salud a la administración departamental, es entonces una prueba de fuego para que el mandatario y los 15 alcaldes demuestren su responsabilidad frente a las medidas que se deben seguir implementando para controlar el virus pero también para atender con servicio de calidad a quienes llegan infectados buscando ayuda especializada.

No se trata de simples números de casos, se trata de los rostros y de la pérdida de seres queridos por un extraño virus que sigue causando estragos.

Se llama también la atención a la comunidad, para que entienda que debe cumplir con las medidas de protección como seguir con el aislamiento social obligatorio, el lavado de manos y la distancia social para evitar el contagio, porque esa es la clave para vencer el Covid-19.