La alternancia

La viceministra de Educación ha planteado la alternancia para el departamento de La Guajira, aduciendo que varias instituciones educativas se encuentran preparadas para asumir ese reto, en medio de un virus que sigue atacando y cobrando la vida de mucha gente.

Las estadísticas no mienten, y en el caso de La Guajira, si bien se encuentra en alerta verde porque existe capacidad de atención en las unidades de cuidados intensivos, también es claro que los casos de Covid-19 van en aumento, y que muchos afectados se atienden en casa.

A eso se suma, la poca capacidad de las instituciones educativas especialmente las oficiales para atender a los alumnos en el aula de clases, pues deben responder por las medidas de bioseguridad como el lavado de manos, el uso del tapaboca, el distanciamiento social y evitar las aglomeraciones, para garantizar de alguna manera que los chicos no salgan afectados por el Covid-19.

No se puede pasar por alto las condiciones de las escuelas de las comunidades indígenas especialmente las wayuú, en donde la gran mayoría pasa trabajo para tener acceso al agua potable.

El regreso de los alumnos al aula de clases debe obedecer a un consenso especialmente con los padres de familia y los docentes, y a un análisis reposado de las autoridades para tener la claridad de la decisión que se asuma.

La salud de los niños y adolescentes está por encima de cualquier decisión que al Ministerio de Educación le parezca, puesto que las condiciones en cada región son diferentes, no se trata solamente de la ocupación de las camas UCI, son otras condiciones que se deben tener en cuenta.

La situación es tan compleja, que la Asociación de Educadores, tajantemente expresa que no existen condiciones en La Guajira, para que se implemente la alternancia como lo viene planteando el Ministerio de Educación.

Es importante escuchar las voces de los alcaldes, muy a pesar de que el sector de la educación siga intervenido por el Gobierno nacional, para conocer su posición sobre el tema, porque de alguna manera les corresponde defender los intereses de la población estudiantil.