La ausencia

Mientras organismos internacionales como la ONU, brindan su pleno respaldo a los cinco jóvenes que mantienen una huelga de hambre en el parque Simón Bolívar, el Gobierno colombiano, la administración departamental y la distrital, se muestran ausentes frente a unas reclamaciones sentidas de los guajiros.

Son nueve días de huelga de un grupo de jóvenes, que reclaman del Gobierno nacional soluciones de fondo a distintos problemas que no permiten que la población disfrute de una mejor calidad de vida.

Las justas reclamaciones de los huelguistas requieren entonces del apoyo total de las autoridades locales, a quienes les asiste el deber también de velar porque la población goce del servicio de agua de manera permanente, acceso a la salud, a la educación y a evitar que más niños mueran por desnutrición, razón suficiente para remar todos para un mismo lado.

Es necesario que las autoridades muestren que les interesa el bienestar de la comunidad, de allí lo importante que el propio gobernador Nemesio Roys Garzón, se siente a dialogar con los jóvenes y que asuma el liderazgo ante el Gobierno nacional para que los funcionarios de los diferentes ministerios se trasladen hasta el parque Simón Bolívar, a dialogar con los jóvenes que resisten y siguen en la huelga de hambre.

Los jóvenes tienen claro su compromiso con la comunidad y con ellos mismos, por eso no van a rendirse y seguirán resistiendo hasta lograr ese diálogo con el Gobierno nacional para poder avanzar en busca de soluciones de fondo a una serie problemas que no se han superado en el tiempo, entendiendo que no existe la varita mágica para resolverlos en un solo momento.

Gracias a los jóvenes por resistir, por hacer honor a la palabra y al diálogo constructivo, condiciones necesarias para lograr el objetivo propuesto para que por fin todos ciudadanos que habitan este departamento logren disfrutar de una mejor calidad de vida y de un territorio amable con el medio ambiente.