La barómetro gubernamental y de gestión

Los habitantes de La Guajira guardamos una gran esperanza con el gobierno de Nemesio Roys Garzón, en el que por su preparación académica, hoja de vida y las posiciones que ha logrado a nivel nacional, saque al Departamento del marasmo administrativo en el que cayó producto de las malas decisiones al elegir a gobernantes que fueron un fiasco. No vamos a llorar sobre la leche derramada, confiamos que Nemesio sea el timonel de la nueva administración en la que guardamos las esperanzas que se haga una buena administración, pero para hacerla, tiene que contar con un equipo de resultado que lo acompañe en las buenas decisiones.

Es imposible que a 13 días de gobierno tengamos los resultados esperados, pero nuestro barómetro gubernamental y de gestión le comenzó a medir el trabajo para hacer un primer corte cuando se cumplan los primeros 100 días de gobierno, el cual será el primer filtro de su gestión. Balance en su primera etapa que nos debe entregar un preludio de resultados para los que serán los entonces 1.000 días que faltan para terminar su periodo constitucional. Una vez termine la etapa de nombramiento, posesión y ensanchamiento del gobierno, Nemesio debe asumir el reto de hacer realidad su lema de campaña, el cual le generó credibilidad a sus electores, debido a que su paso por el DPS le pudo haber dado una experiencia de afrontar la crisis económica sin antecedente en la que se encuentra sumergida La Guajira.

El 9 de abril se estarán cumpliendo los primeros 100 días de gobierno en este año bisiesto, jueves Santo, se conmemora el día de la memoria y solidaridad con las víctimas del conflicto en Colombia y es un día histórico en la política del país por el llamado ‘Bogotazo’, pero para La Guajira debería ser una fecha histórica porque para ese día, Nemesio Roys en sus 100 días de gobierno debería presentar el balance de su gestión. Debería ser una fecha de gran júbilo al escuchar los resultados positivos para un Departamento que esta ávido de buenas noticias que se emitan desde el Palacio de la Marina.

Ahora bien, en el barómetro gubernamental y de gestión que le comenzamos a medir a Nemesio Roys, incluye la gestión de los secretarios y el resto de los colaboradores en donde históricamente en el Palacio de la Marina existen funcionarios en carrera administrativa y por orden de servicio que solo realizan funciones de chismorreo, críticas destructivas contra su mismo jefe inmediato y superior, así como la dulce función de no hacer nada. La secretaría General con recurso humano debe ser más estricta en que los funcionarios de la Gobernación sean más productivos y proactivo en el desempeño de sus funciones que le permita a Nemesio contar con los resultados que los guajiros esperamos.