La comida nacional

Es claro que nuevamente el departamento de La Guajira sigue en la mira de los entes de control y los medios nacionales a propósito de las elecciones regionales previstas para el 27 de octubre, donde los colombianos elegirán nuevos gobernadores, alcaldes, diputados, concejales y ediles.

La crisis institucional que se viene viviendo en los últimos años, tanto en La Guajira como en la Alcaldía de Riohacha, producto de los varios gobernadores y alcaldes que han pasado, es solo una simple muestra que algo no está funcionando adecuadamente.

Las noticias en medios nacionales y regionales incluidos los de La Guajira no son las mejores, no solo por los actos de corrupción que se denuncian día a día, sino porque los alcaldes y los gobernadores que han pasado por el Palacio de la Marina, siguen en deuda con una comunidad que los eligió y que solo buscan elevar su calidad de vida exigiendo una buena prestación de los servicios públicos, y trabajo entre otros para poder vivir dignamente.

Los mandatarios no hacen bien la tarea, el solo hecho de ser los últimos en los índices de competitividad y en gestión de proyectos de regalías 2018, es un claro ejemplo de esa afirmación.

A eso se suma una comunidad nada propositiva, alejada de los problemas sociales, dedicada solo a comentarios dañinos en redes sociales, muchos de ellos faltando a la verdad, lo que no hace nada bien en una sociedad que debe reconciliarse para ser más exigente a la hora de elegir a los mandatarios.

Los ciudadanos son claves para el progreso de sus comunidades, por eso es importante que antes de respirar en redes sociales tanto comentario a veces carentes de rigor, acudan a los entes de control a denunciar lo que consideren no se está trabajando como corresponde de acuerdo a lo contratado.

Todo esto debe llamar a los candidatos a la Gobernación y las alcaldías de los 15 municipios, a compartir con la comunidad sus propuestas de gobierno, pero también a informar de qué manera están financiadas sus campañas, porque no hay derecho a empeñar con grandes financiadores el futuro de la comunidad.

Solo si la comunidad vota de manera libre y espontánea, reconociendo qué representa cada candidato, se podrá avanzar en una mejor Guajira, por eso es clave que ellos entiendan que no se trata solo de llegar al poder, sino de llegar con las suficientes capacidades e idoneidad para conducir a este departamento a la prosperidad, tomando decisiones transparentes, apegadas a la ley y con la suficiente entereza para decirle no a los actos de corrupción.