La Guajira requiere de una promotora para la Zese

El Gobierno nacional mediante la expedición del decreto 2112 de 2019 que le da paso a la creación de las Zonas Económicas y Sociales Especiales, Zese, y que tienen como objetivo atraer a los inversionistas, generar beneficios tributarios y atacar las altas tasas de desempleo en los departamentos fronterizos, incluida La Guajira, nos abre la posibilidad de incentivar la estancada economía que afecta a la región, pero el éxito de la aplicación de la norma se hace efectiva cuando los guajiros tengamos la voluntad de utilizar adecuadamente este nuevo instrumento que nos entrega la Ley, la misma que aparte de atraer inversión nacional y extranjera, busca contribuir con el mejoramiento de las condiciones de vida de nuestros habitantes.

La Zona Económica y Social Especial de La Guajira, se debe materializar con la implementación de una promotora de desarrollo de inversiones por ser este departamento un territorio atractivo para crear empresas que tengan bondades marítimas con las islas del Caribe, por tener límites con los territorios del Cesar y el Magdalena, y por la vinculación comercial con Barranquilla, regiones que no son contribuyentes del régimen especial en materia tributaria Zese, pero que si están dentro de las actividades industriales, agropecuarias o comerciales en calidad de consumidores de nuestros productos.

Esta nueva medida económica tiene para el departamento grandes ventajas y beneficios, pero es un instrumento que si no se utiliza adecuadamente no estaría dando los resultados de fortalecer las nuevas empresas, disminuir el desempleo, la informalidad, el deterioro de las condiciones de vida y los altos niveles de pobreza, dicho de otra forma, contribuir con el mejoramiento de las condiciones de vida de los habitantes de La Guajira. Este régimen especial en materia tributaria cuenta con grandes beneficios para las empresas que clasifican con la norma que fortalece el Zese y el gremio empresarial de La Guajira no debe dejarla de caer como si ha ocurrido con la Ley de fronteras y la Zona de Régimen Especial Aduanero, que como antecedentes no ha dado los resultados que buscaba el espíritu de la norma en donde han sido muy pocos los que se han beneficiado, no porque el Gobierno nacional lo haya limitado, sino porque no existe voluntad de los ciudadanos y de las autoridades locales para ponerlas en práctica.

Los guajiros con las nuevas herramientas tributarias que nos entrega el Gobierno nacional, debemos ser más innovadores, creativos y aprender de las experiencias exitosas que han dado resultado en otras partes del país, por eso se hace necesario que los sectores privados y las administraciones municipales y departamental deben crear una fundación sin ánimo de lucro, que implemente la planeación, promueva, gestione y ejecute actividades tendientes a impulsar el desarrollo económico y social sostenible de La Guajira.