La Guajira y sus finanzas

Poco se ha dicho por parte de los voceros de la Gobernación de La Guajira del estado en que se encuentran las finanzas del Departamento y no son muchos los dirigentes de la región que manejan el lenguaje fiscal, mientras que desconocemos de los diputados cualquier pronunciamiento frente al tema. Entre lo poco que se ha dicho oficialmente y lo mucho que se comenta por quienes tienen el rótulo mobiliario de dirigente político, concluimos que La Guajira es un departamento financieramente no viable. Nosotros nos mantenemos en ese concepto hasta que el equipo financiero de Nemesio Roys nos demuestre lo contrario, pero a juzgar por lo que se viene presentando, presumimos y asumimos, que los ingresos y egresos hacen parte del cuello de botella en que se encuentra la administración departamental.

Con la realidad financiera de la Gobernación que es ‘vox pópuli’, el mandatario de los guajiros debe tomar uno de los tres grandes caminos consistente en poner a consideración de la Asamblea un nuevo paquete tributario o someterse al acuerdo de restructuración de pasivos conocida como Ley de Quiebra. Si no es una de las anteriores, entonces la Gobernación debe continuar en el malabarismo financiero provocado por los cambios existentes en la Ley de Regalías y que mantiene al actual gobernante con las manos atadas.

Entre los pocos que conocen el lenguaje y la situación financiera de la Gobernación de La Guajira se encuentran el exdiputado ‘Poncho’ Medina y el exdirector de Planeación departamental, Normando José Suárez, los dos por separado han sido del criterio que las finanzas de la Gobernación no se han ajustado al escenario financiero de un departamento sin regalías, sobre todo, teniendo en cuenta que sus gastos por encima del 80% dependía directamente de los ingresos de regalías. He allí en donde se encuentra la principal coyuntura del estado financiero de la Gobernación porque existen algunas ordenanzas como la gratuidad de la educación que comenzó a zozobrar desde que entró en funcionamiento la llamada reforma a la Ley de Regalías.

Recordemos que muchos de los 15 municipios se sometieron en el pasado a la llamada Ley de quiebra, entre ellos Riohacha con Carmen Garzón y el gobierno de Yolima Carrillo; Maicao con Ovidio Mejía; Villanueva con Juan Félix Daza Cárdenas; Distracción con Osias Daza y otros. A pesar de que tomar esta decisión en la Gobernación le representa a Nemesio Roys un costo político, de hacerlo le puede dañar sus próximas aspiraciones, pero nosotros somos del criterio que es el único camino que le queda.