La sal de Manaure

Siguen pasando los años y la explotación de sal en el municipio de Manaure, no mejora las condiciones de vida de quienes en algún momento fueron desplazados para permitir la explotación del mineral.

La división interna de las autoridades tradicionales que conforman las asociaciones es aprovechada para enriquecer a unos pocos, en detrimento de toda una población que lamentablemente en los últimos años no ha encontrado en la explotación del mineral el camino para lograr una mejor calidad de vida.

Las autoridades poco interés han mostrado por intervenir en busca de un alto en el camino para que prime el diálogo entre todas las partes, y logren un punto de encuentro en busca de una solución no solo al conflicto laboral actual, como también a los beneficios sociales que debe generar ser socio de una empresa, pero además a que se rindan cuentas claras de la situación económica de la organización.

Es hora de mirar con otros ojos ese producto blanco que la naturaleza le heredó a las familias wayuú y que deben ser compensados como se lo merecen, pero también debe generar desarrollo social al municipio que se traduce en calidad de vida a los pobladores.

Es necesario fortalecer a la empresa, pero eso solo se logra si el beneficio es colectivo, si se permite la sana crítica, si el diálogo prima frente a los intereses particulares, si la administración como socio también cumple con su rol.

Son muchos los problemas que enfrenta la empresa Sama, como la millonaria demanda de su antiguo operador Big Group que no se puede desestimar, así como la laboral de sus sindicatos, a lo que se suma la inconformidad de algunas autoridades tradicionales que intentan desconocer muy a pesar de su lucha porque el Estado colombiano les reconociera ese derecho de tierra.

Es hora de que prime la sensatez, que se imponga el respeto a pesar de la diferencia, pensando siempre en el bien colectivo para que Sama logre salir de la crisis en que se encuentra, y se convierta en un ejemplo de cómo una empresa es para todos y no para unos pocos.