La vía a la Alta Guajira

El anuncio del presidente de la República, Iván Duque Márquez, de la pavimentación de la vía Uribia-Puerto Bolívar-Cabo de La Vela-Puerto Estrella, que fue replicado por el gobernador Nemesio Roys Garzón, por lo que ello representa para el desarrollo social y económico del Departamento, suscitó toda una serie de comentarios por aquello de no reconocer de quién fue la idea inicial.

Cuántos años han pasado en medio de la desesperanza y la incredulidad, para que finalmente el Gobierno Nacional le diera viabilidad a una vía a la cual tiene derecho La Guajira, pero especialmente por lo que eso significa para las comunidades indígenas.

El deber ser de quienes se hacen elegir por la comunidad es precisamente ese, gestionar para traer obras a su departamento, para contribuir a que mejore la calidad de vida de la comunidad, porque además siempre de alguna manera son recompensados. 

Y qué más gratificante para los que de una u otra forma contribuyeron para que por fin se apropiaran los recursos para la pavimentación de esos 100 kilómetros de vías inicial, que ver la obra ejecutada y brindando los beneficios a La Guajira, porque se dinamiza su economía por el turismo pero también porque se puede estar más cerca de esas comunidades wayuú abandonadas que luchan por no desaparecer.

La Guajira no necesita de protagonistas, esta tierra requiere que todos remen al mismo lado, que a pesar de las diferencias exista el respeto y el reconocimiento, que se trabaje para avanzar a la prosperidad lo que tanto se ha reclamado en años, que se logre la unidad para seguir exigiendo al Gobierno central los recursos necesarios para invertir en esas obras macros no solo en vías que son tan importantes, también para culminar la represa del río Ranchería, para instituciones educativas inteligentes, parques amplios y arborizados para nuestros niños y jóvenes, espacios para las actividades culturales, escenarios deportivos, hay tanto que trabajar que es necesario hacer un alto en el camino para lograr esos acuerdos que permitan que la inversión llegue al Departamento.

Que el anuncio de la pavimentación de tan importante vía, sea el inicio de otras inversiones que están a la espera de recursos necesarios para que La Guajira por fin pueda hacer tránsito a la prosperidad, pero también para que los nuevos gobiernos que han de llegar sin egoísmo les den continuidad.