Las cifras de la migración

La reciente visita a Riohacha y Maicao por parte de la actriz estadounidense Angelina Jolie, dejó muy claro que se requiere de más ayuda de organismos internacionales para poder atender dignamente a las miles de familias venezolanas que siguen huyendo de su país en busca de comida y trabajo.

La enviada especial de la Agencia de la ONU para los Refugiados, Acnur, logró dialogar con varias familias venezolanas y conoció de cerca la forma como son atendidos en los centros de atención de Riohacha y Maicao, en medio de muchas limitaciones pero con inmenso cariño porque quienes hoy asumen esa responsabilidad.

A pesar de la buena atención que reciben en los centros y de que muchas familias ya han logrado ubicarse en el territorio, es evidente que el deseo es regresar a la tierra que los vio nacer.

La actriz se llevó una radiografía completa de la forma como se encuentran en territorio guajiro las familias venezolanas y se comprometió en seguir visibilizando la situación, pero lo más importante, en seguir trabajando para lograr nuevas ayudas que son necesarias para poder atender a tantas familias juntas.

Es evidente que el Gobierno colombiano no ha apropiado los recursos económicos para que los gobernadores y alcaldes del país, logren avanzar en la atención a estas nuevas familias que dicho sea de paso generan otras dificultades en sectores como el de los servicios públicos, salud y educación.

En su declaración pública, en el centro de atención ubicado entre Maicao y Paraguachón, la actriz aseguró que el llamamiento humanitario lanzado por Acnur y sus socios en diciembre del año pasado, ha recibido menos de la cuarta parte de los fondos, es decir, el 21% de los fondos para ser exactos; entretanto el número de los refugiados y migrantes venezolanos ha superado los cuatro millones de personas.

Las cifras indican que los departamentos especialmente fronterizos como La Guajira, viven un verdadero drama por las tantas familias venezolanas que se encuentran en el territorio y las que siguen llegando, de allí que la visita de Angelina Jolie no pudo ser más oportuna, porque seguramente que nuevos organismos internacionales miraran hacia este departamento que sigue sumido en una graves crisis institucional y económica.