Las generaciones que ha tenido el periodismo

Recordando el artículo 6 de la Ley 1016 de 2006 que declara el día 4 de agosto de todos los años como el Día del Periodista y el Comunicador, fecha que fue escogida políticamente para conmemorar la primera publicación de la Declaración de los Derechos del Hombre realizada el 4 de agosto de 1794 por Antonio Nariño, nos corresponde conceptuar sobre el cambio brusco de fecha en la que al final interpretamos que entre la derogada ley 51 de 1975 que recogió el histórico 9 de febrero y la que impuso el Congreso de la República el 4 de agosto de cada año, nos deja el mensaje que quienes comunicamos tenemos dos fecha que corresponde al día tradicional y el día institucional.

Y es que también hay una diferencia entre el oficio y la profesión y entre lo empírico con lo académico que sin conocer el espíritu del promotor de la ley con el pensamiento del presidente de la época que la sancionó, pudieron haber tenido el criterio que los periodistas buceadores de noticia, cuartilleros y carga ladrillo están quedando en la historia del periodismo, mientras que los del presente y el futuro dependen del uso de las tecnologías que obliga a utilizar el nuevo léxico, producto de las modificaciones y transformaciones que han deja do las diferentes etapas que ha vivido el periodismo. Las redes sociales y el lenguaje digital corresponden a situaciones del periodismo de la nueva generación, dejando atrás las voluminosas ediciones diarias de los periódicos y revistas para resumirla en la memoria o capacidad de un diminuto equipo de alta gama que compendia las toneladas de papel que se utilizaron en el pasado, todo eso ha sido calificado por los millennials como el mamotreto noticioso con la que se informaron nuestros abuelos. Quienes nacieron a partir de la década de los 80, son los llamados a conformar la generación del periodismo digital que tuvo su esplendor en 1993, año en que se tiene estable cido con la primera publicación de la información a través de la plataforma del Internet y el despegue de las redes sociales.

Nuestro país ha tenido históricamente un ejército de pensadores e informadores que han plasmado de manera análoga a través del papel, la radio y la televisión, sus posiciones acertadas que han fortalecido a las instituciones, han alineado a los desadaptados gobernantes que han hecho feria con el erario público y detrás del festival de letras y de opiniones, se encuentran quienes realmente escribieron de una manera acertada e imparcial los hechos noticiosos que hoy hacen parte de la historia de nuestro país. Cualquiera que sea el adorno que le coloquemos al ‘pudín’ de las discusiones, entre periodistas somos colegas y entre cofrades existe la unión que nos produce una hermandad de oficio con diferencias conceptuales, que es lo que identifica el respetable estilo de cada periodista.