Las inundaciones de invierno

La fotografía del departamento de La Guajira cada vez que llegan las lluvias no cambia. Las inundaciones en Riohacha y Maicao se presentan en los mismos sitios, dejando muchas familias afectadas porque el agua causa una serie de estragos, lesionando en ellos su débil economía.

Las familias wayuú de la Alta Guajira quedan incomunicadas porque las vías de acceso se vuelven intransitables, generando también en ellos una serie de dificultades que les afecta el diario vivir.

Los comités municipales de Gestión del Riesgo solo se activan cuando empiezan las lluvias iniciando así el trabajo de prevención con las comunidades que debe ser permanente.

Las autoridades tienen claro cuáles son los sitios que se inundan en cada temporada de invierno y cuál es la solución, razón por la cual se les llama su atención para que en este periodo de gobierno que ya lleva nueve meses, logren una solución de fondo en procura del bienestar de las comunidades.

En el caso de Riohacha, ya es hora de que la ciudad cuente con el servicio de su alcantarillado pluvial, lo que le permite el manejo, control y conducción adecuada de la escorrentía de las aguas lluvias de manera separada de las aguas residuales para llevarla a sitios donde no provoquen daños.

La capital de La Guajira sigue creciendo sin ningún tipo de planificación, pero a pesar de ello, es una urbe que intenta proyectarse turísticamente, pero también donde se establecen una serie de negocios para dinamizar la economía, lo que requiere que se definan de manera eficiente la prestación de sus servicios públicos. Ciudad importante que se respete cuenta con su servicio de alcantarillado pluvial, y si la actual administración distrital de la mano con la departamental pueden aunar esfuerzos y poner en marcha esa obra, sería de beneficio común para todos los que habitan en la capital de La Guajira.

Ese mismo llamado es para los alcaldes municipales, para que evalúen por qué se generan las inundaciones en sus jurisdicciones, y tomen cartas en el asunto en procura de buscar una solución eficiente y oportuna, pensando siempre en el bienestar de la comunidad pero especialmente en esas familias vulnerables que siempre son las más afectadas cuando llega el invierno.